ECONOMÍA

Diversificarse y salir fuera, solución a la caída de la obra pública

Sudamérica y también África parecen ser destinos deseables para Córdoba

La Administración central, entre las que se incluye la Biblioteca Pública, es
La Administración central, entre las que se incluye la Biblioteca Pública, es - ABC

Se han acabado las grandes obras públicas, de ésas que costaban 20 millones y daban de comer a una gran empresa de la construcción. Ahora, la licitación pública no sólo ha caído en picado, tal y como señala el último informe de Fadeco, la patronal de la construcción a nivel nacional, a la que, por supuesto, pertenece Construcor, sobre datos del primer semestre del año, sino que además las obras que salen son de escasa valía, de pequeño tamaño y con una competencia atroz para acceder a ellas. Las bajas temerarias están al orden del día y la necesidad de alianzas en uniones temporales de empresas (UTEs) son cada vez mayores, porque es algo que valoran las administraciones a la hora de puntuar para las adjudicaciones.

Ante este negro presente que avisa con prolongarse durante un tiempo más, quizá a medio plazo, las constructoras cordobesas que se habían especializado en obras públicas no han tenido más remedio que convertirse en camaleones, olvidarse de sus orígenes y empezar a evolucionar. Es eso o morir. Así de drástico, y las cifras lo demuestran.

El papel de la Administración local

Según el informe de Fadeco, el descenso de la licitación pública en la provincia de Córdoba fue de casi casi un 35,7% por ciento, al pasar de los 52,75 millones de euros entre enero y junio de 2015 a los 33,93 millones de este año. Una bajada en la que han tenido mucho que ver la Administración local (ayuntamientos y Diputación), con una bajada del 39 por ciento, y la autonómica (que bajó su inversión un 51,8%. Y, aunque la central fue la única que incrementó su porcentaje, la verdad es que el dinero gastado en licitaciones públicas no pasó de los 6,92 millones de euros y sigue siendo la que menos invierte de las tres.

Una situación que está obligando a muchos a desplazarse hacia la edificación como salida, «aunque tampoco sea como para lanzar cohetes», en palabras de Francisco Leal, de Excavaciones Leal, de Belmez, sin dejar de lado tampoco las obras públicas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios