Una agente de la Policía Nacional instruye a menores frente al ciberacoso
Una agente de la Policía Nacional instruye a menores frente al ciberacoso - BELÉN DÍAZ
DELINCUENCIA

El ciberacoso a menores se duplica en Córdoba en menos de un año

También aumentan el acoso escolar y los casos de violencia de género en los colegios

CÓRDOBAActualizado:

Según el Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC) del Ministerio de Interior —una enorme base de datos a la que aportan información todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado—, entre enero y octubre del año pasado se produjeron en la provincia 47 casos de ciberacoso a víctimas de entre 6 y 17 años; el año anterior (2016) se contaron 22 en doce meses. Es decir, cuando se cierre la estadística (aún quedan dos meses por computar del año pasado) se habrán más que duplicado. Los datos han sido ofrecidos por el Gobierno central en respuesta a una pregunta en el Congreso de cuatro diputados socialistas, y son los más recientes que hay.

Podría tratarse tan solo de la punta del iceberg, puesto que el ciberacoso es un delito relativamente reciente. Las estadísticas del SEC muestran una tendencia irregular desde el año 2012, cuando se empezaron a computar, y sólo el año pasado se ha visto claramente un incremento: hubo 21 casos en 2012, 30 en 2013, 33 en 2014 y bajaron a 25 (2015) y 22 (2016). En todo el país la tendencia ha sido al alza leve pero continua, pasando de 824 casos en 2012 hasta los 1.385 de 2016; y de nuevo el año pasado en tan sólo 10 meses casi se alcanzó la última cifra, con 1.364 víctimas de ciberacoso de entre 6 y 17 años.

Por otro lado, las víctimas por acoso escolar fueron 19 en la provincia de Córdoba hasta octubre de 2017; en todo 2016 alcanzaron la cifra de 19. El dato más elevado se dio en 2013, con 22, pero teniendo en cuenta que aún faltan dos meses por computar es muy probable que se supere con creces. Las estadísticas del SEC no distinguen entre centros privados, concertados o públicos.

La violencia de género, que cuesta creer que se produzca en centros escolares y entre menores, también ha crecido. Así, en los diez primeros meses del año pasado se detectaron 20 casos entre menores de 14 a 17 años; en todo 2016 hubo 16 casos, de modo que ya se había superado con creces la cifra. De hecho, esas 20 víctimas de 2017 no se habían detectado nunca en colegios de la provincia. Fueron cinco víctimas en 2012, 16 en 2013, 10 en 2014 y 6 en 2015.

Ante este panorama, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han redoblado sus acciones en el ámbito de la prevención y la educación. Para ello existe el llamado Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos, a través del cual se articulan diferentes medidas y actividades que van desde las charlas con alumnos o profesores hasta los servicios de vigilancia de los centros educativos. Algunas de estas medidas han tenido aumentos espectaculares, en consonancia con el incremento de la violencia que muestran las estadísticas.

Las medidas que más se han potenciado han sido, precisamente, las charlas sobre el acoso escolar en los centros educativos. En 2013, año del que se dan los primeros datos del programa, pero contando desde el segundo semestre, tan sólo se impartieron siete charlas informativas en toda la provincia sobre acoso escolar. Al año siguiente se puso remedio ofreciendo 111 conferencias, que desde entonces no han hecho más que aumentar. Así, tan sólo en el primer semestre de 2017 ya se habían ofrecido 125 coloquios sobre acoso escolar (156 en todo 2016).

Las charlas también versaron sobre bandas juveniles, nuevas tecnologías, drogas y alcohol y violencia sobre la mujer, y todas han aumentado exponencialmente entre 2013 y 2017. En cuanto a la vigilancia de centros, se ha pasado de 1.008 actuaciones en los últimos seis meses de 2013 a las 6.791 de 2016 (con 3.357 servicios en la primera mitad de 2017).