Andrés del Campo, en una imagen de su perfil de Facebook
Andrés del Campo, en una imagen de su perfil de Facebook - ABC
TECNOLOGÍA

Andrés del Campo, un cordobés en la élite mundial de la inteligencia artificial

Trabaja para Microsoft en Dinamarca y ha destacado en un gran certamen internacional

CÓRDOBAActualizado:

El ingeniero informático Andrés del Campo Novales ha sido el único español galardonado en el mayor concurso internacional sobre inteligencia artificial, al dar un paso adelante sentando las bases para crear el primer chat capaz de «resolver y responder cuestiones de cualquier índole sin haber sido preprogramad»".

Este avance, puesto en marcha en un tiempo récord de apenas dos meses, ha llevado al cordobés a convertirse en «el único español ganador del mayor concurso internacional de inteligencia artificial puesto en marcha hasta la fecha». Ha destacado entre más de 520 participantes de 59 países de todo el mundo». En concreto, Del Campo Novales, quien se ha embarcado en esta primera edición del certamen General Artificial Intelligence Challenge, organizado por la compañía de origen checo GoodAI, ha compartido reconocimiento en la primera ronda con destacados profesionales.

Donará el importe del premio a causas benéficas

Con su participación, el cordobés, un apasionado de la inteligencia artificial, ha querido contribuir a acelerar la investigación y las soluciones en este campo, a sabiendas de que «las que existen hoy día han sido diseñadas, entrenadas y optimizadas para lograr una tarea única y muy específica, y es necesario avanzar en aplicaciones que puedan desarrollar sentido común y abarcar diferentes áreas».

Nacido en Córdoba en 1977, es ingeniero superior en Informática por la Universidad de Málaga y trabaja para la compañía Microsoft en Dinamarca, como especialista en software para el desarrollo de aplicaciones empresariales. Destinará el importe total del premio a distintas asociaciones con el fin de cubrir las necesidades de víctimas de desastres naturales o conflictos armados, entre otros.