Sasa Markovic celebra el 1-0 del Córdoba ante el Alcorcón
Sasa Markovic celebra el 1-0 del Córdoba ante el Alcorcón - VALERIO MERINO
ANÁLISIS

Lo mejor y lo peor de un Córdoba con dos caras

El conjunto blanquiverde se ha mostrado muy irregular en el inicio de la Liga

CÓRDOBAActualizado:

Al Córdoba CF le ha sentado genial la victoria ante el Alcorcón. El entrenador puede tomarse un respiro ante las dudas de su futuro en el cargo que evidenció Carlos González en Valladolid. El equipo sale de la zona de descenso en la clasificación. Además, vuelve a tener síntomas de vida futbolística después de recibir tres humillantes goleadas seguidas (Tenerife, Granada y Valladolid). Los tres puntos, eso sí, no ocultan que el conjunto blanquiverde tiene un doble rostro difícil de ocultar. No lo hace ni Luis Carrión. «Es un problema cuando das dos caras», reconoció el domingo a la conclusión del encuentro ante Alcorcón en El Arcángel. Estos son los pros y contras:

Puerta a cero y victoria

Entre los motivos positivos, el Córdoba CF puede enorgullecerse de que cada vez que deja la portería a cero ha conseguido la victoria. Ha hecho sinónimos dos términos fundamentales. El problema es que el conjunto blanquiverde solo ha dejado la portería sin encajar en tres de los ocho partidos de Liga 123 que ha disputado. Lo hizo ante el Albacete en el Carlos Belmonte, también con el Tenerife y el domingo frente el Alcorcón en El Arcángel.

Con mucho gol

Otro de los aspectos más sobresaliente del Córdoba en este inicio liguero es su pegada. Ha recuperado el olfato goleador de hace dos campañas con José Luis Oltra. El bloque cordobesista ha marcado en todos los partidos oficiales que ha disputado esta temporada, ocho de Liga y dos de Copa del Rey, a excepción del duelo ante el Barcelona B en el Mini Estadi, donde le anularon un gol legal a Jona por un supuesto fuera de juego.

Guardiola, efectivo

El delantero del Córdoba CF se ha convertido en la referencia del juego de ataque. Es el máximo goleador del equipo. Ha marcado seis goles en los nueve encuentros oficiales que ha disputado. Lleva cuatro dianas en ocho jornadas de Liga. Un gol cada dos partidos. Ahora está en una racha de cuatro dianas en cuatro jornadas consecutivas.

De los más goleados

La cara positiva del Córdoba, sin embargo, no puede ocultar los graves problemas de un equipo que tiene otra cara autodestructiva. El principal problema de este equipo es el sistema defensivo. La revolución de la defensa ha fracasado, de momento. En contraste con los tres partidos que dejó la portería a cero, el Córdoba ha encajado dos o más goles en el resto, es decir, en cinco de las ocho jornadas de Liga. En total, ha encajado 15 dianas en ocho duelos en Segunda, lo que supone casi dos tantos por encuentro.

En cambios continuos

Uno de los grandes problemas del Córdoba de Carrión es su irregularidad, sus continuos cambios de alineación y sus rutinarias variantes tácticas. El cordobesismo no sabe a qué juega ni cómo juega el conjunto blanquiverde, que va a golpe de timón en función de lo que va pasándole cada semana. Los sistemas utilizados van a casi un uso por jornada: 4-1-4-1, 4-4-2, 4-2-3-1, 4-3-3... Un lío que amenaza con volver loco al vestuario si no se le pone remedio con cierta continuidad a alguna solución táctica. El once titular se ha convertido en una sucesión de rotaciones. En cualquier caso, lo más grave es que todo eso ha conducido al Córdoba a una irregularidad en el juego sorprendente.

Goles a la ligera

Otro de los problemas acuciantes del Córdoba han sido sus horribles inicios de partido. Ha encajado en cinco partidos de los ocho de Liga. En todos vio perforada la portería antes del minuto 20. Una losa demasiado pesada para levantar, posteriormente, los encuentros. El equipo encajó rápido ante el Cádiz en el estreno liguero. También con el Zaragoza. Lo mismo le pasó ante el Barcelona en el Mini Estadi. Incluso con el Granada en Los Cármenes. Finalmente, le ocurrió con el Valladolid en el José Zorrilla.