HERMETISMO

El «búnker» del Córdoba CF

El club continúa con las restricciones en comunicación de Segunda y las sesiones a puerta cerrada

Imagen previa a la presentación de Bergdich
Imagen previa a la presentación de Bergdich - VALERIO MERINO
A. D. JIMÉNEZ - @abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

El Córdoba ha optado por el hermetismo, algo que tampoco es nuevo desde que Carlos González accedió a la propiedad. Con todo, en la presente temporada ha superado los límites que había impuesto en temporadas anteriores.

En lo que respecta a la política de comunicación, en el presente curso el club ha decidido que no habrá protagonistas en la sala de prensa durante la semana, añadiendo esa medida a la norma de no conceder entrevistas a medios locales. Paradójicamente, éstas sí se conceden a los de fuera de la ciudad.

De hecho, la llegada de Ana Sánchez a la dirección de comunicación del club ha recrudecido las ya restrictivas medidas de la etapa anterior. Con todo, a su llegada al cargo dijo que había trasladado una propuesta al club que no se ha atendido o no se ha formulado.

Esta política del Córdoba guarda escasa relación con el resto de los equipos de la categoría. La media es de un protagonista por día de entrenamiento en sala de prensa y la comparecencia del entrenador en la previa. Incluso los clubes dan la opción a los medios locales de entre dos y cuatro entrevistas por mes. Por el contrario, el Córdoba se ajusta al mínimo de La Liga, que es la comparecencia de Oltra en la previa y las ruedas de prensa obligatorias tras los partidos (entrenador y dos jugadores). De hecho, los jugadores del Córdoba sólo conceden entrevista al canal temático del club que está incluido en PTV.

Incluso, eso se ha trasladado a los entrenamientos. Desde que el equipo volvió de Holanda, Oltra echó el candado a la Ciudad Deportiva Rafael Gómez y El Arcángel, siguiendo una norma que impuso en el tramo final de la temporada anterior. Por cierto, muy distante a lo que dijo en la rueda de prensa de su presentación en junio de 2015. Incluso, dijo recientemente que le gustaría que no fuera a así.

Una medida de entrenamientos a puerta cerrada que comenzaron con Ferrer y se prolongaron en la etapa de Primera División. Desde el club no se ha querido que se vean las obras de la ciudad deportiva, en la que se están instalando hasta campos de césped artificial. Porque, de momento, el equipo sigue cometiendo los mismos pecados que el año pasado le costaron el ascenso a Primera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios