MUNICIPAL

Ciudadanos da otro jaque al alcalde de Almería

El portavoz de Ciudadanos condiciona su apoyo al nuevo presupuesto al cumplimiento del acuerdo alcanzado para aprobar las cuentas de 2016

Miguel Cazorla, portavoz de C's en el Ayuntamiento de Almería / ABC
Miguel Cazorla, portavoz de C's en el Ayuntamiento de Almería / ABC

Como viene ocurriendo cada vez que se avecina la aprobación de un asunto importante en el Ayuntamiento de Almería, el portavoz de Ciudadanos en el Consistorio anuncia la posible ruptura del acuerdo de gobierno. Pasó en diciembre del año pasado cuando se negociaban las cuentas para el presente ejercicio y va a ocurrir lo mismo ahora con las del año 2017. Miguel Cazorla advierte de que «ha quedado en evidencia la fiabilidad que depositamos en el equipo de gobierno porque no han cumplido ni el 30% de nuestras propuestas para 2016». Una desconfianza que «genera obstáculos para llegar a un acuerdo en las próximas cuentas municipales».

El líder de C's enumera los deberes que hasta la fecha ha hecho el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco. «Solamente podemos decir que se ha cumplido», en el apartado de gasto corriente, con el inicio del procedimiento de liquidación de Emisa y del Urban; con la creación de una partida presupuestaria para arreglos en barrios; también dotar económicamente el inicio del convenio del proyecto Puerto-Ciudad; destinar el 1% del presupuesto al apoyo de familias comprometidas con la pobreza». Por otro lado, en el de inversiones, el portavoz de la formación naranja señala que «tanto la inversión en Interalmería, como en materiales para la Policía, arreglos en barrios que llevaban muchos años desatendidos, más dotación económica para las Juntas de Distrito o la construcción del campo de rugby» son cuestiones que sí han sido abordadas por el equipo de gobierno.

En el polo opuesto se encuentran puntos como la revisión y rebaja del IBI; el cambio en la ordenanza para anular el 20% que se exige en el fraccionamiento de tasas e impuestos; la adecuación de las escuelas taller; la contratación externa para captación de fondos para inversiones; la mejora de los caminos rurales; avances en la remodelación del barrio alto; la creación de un comedor social; el inicio del procedimiento para cubrir veinte nuevas plazas de Policía y Bomberos o la convocatoria de plazas de Técnicos de Administración General.

Cazorla hace hincapié en que su formación «no entregó un cheque en blanco para facilitar el gobierno del Partido Popular». En este sentido, anuncia que «si logramos un acuerdo para apoyar los presupuestos del próximo año, lo haremos bajo la firma de un acuerdo público en el que velaremos por generar empleo, mejorar los barrios de la capital, impulsar el turismo, comenzar a llevar a cabo las grandes obras, como el Puerto Ciudad, que necesita Almería y ayudaremos con insistencia a los emprendedores y autónomos».

Críticas socialistas

Las advertencias del líder de C's son música para los oídos de los socialistas que aprovechan para arremeter contra el PP. A juicio del portavoz del PSOE, Juan Carlos Pérez, «mal empieza el Partido Popular a negociar los presupuestos municipales cuando lo hace mintiendo» después de que el concejal de Economía haya negado tener conocimiento de la treintena de propuestas a las cuentas que fueron registradas por el grupo socialista el pasado 15 de septiembre, además de ser dadas a conocer públicamente.

Además critica con dureza la forma en que el equipo de gobierno les va a pedir su apoyo a las futuras cuentas. «Nos han convocado a una reunión para abordar los presupuestos que han programado a priori para media hora». Es decir, que «lo plantean como una cita rápida con el médico, lo que no es nada serio». A pesar de que el formato no es del agrado, «los socialistas acudiremos a la reunión con voluntad de acuerdo y de consenso porque, para nosotros, lo primero son los almerienses y la defensa del interés general de la ciudad, tal y como hemos dejado claro con nuestras propuestas».

No obstante, para el representante del PSOE resulta evidente que arrancar una ronda de contactos, como ha hecho el equipo de gobierno, «desde la mentira, la falta de rigor y las prisas» viene a evidenciar «que el Partido Popular no tiene mucha voluntad de llegar a acuerdos con el PSOE, que es el principal partido de la oposición, en este asunto trascendental o que ya ha pactado lo que corresponda con Ciudadanos, que es el partido que sostiene al PP en la mayoría de decisiones en el Ayuntamiento y que lo sostuvo para sacar adelante los presupuestos de 2016».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios