Dom Arkhitektora de San Petersburgo
Dom Arkhitektora de San Petersburgo

Diez atracciones turísticas ocultas que debes visitar por Europa

Tesoros poco conocidos pero muy apreciados en las principales ciudades europeas

Actualizado:

Europa tiene muchas y variadas atracciones turísticas que narran en cada una de sus piedras siglos de historia. Ciudades como Londres, París o Roma reunen a millones de personas atraída por sus monumentos. Pero en ocasiones, el brillo que emanan estas estrellas hacen olvidar que hay mucho más por descubrir en las ciudades que las acogen. Holidu, el buscador de alquileres vacacionales, ha recogido los tesoros mejor guardados de las ciudades europeas. Estos son algunos ejemplos.

Moscú

Todo aquel que visite Moscú recorrerá la Plaza Roja, el Kremlin o el famoso Teatro Bolshoi pero Moscú tiene otros tesoros por descubrir uno de ellos es Podpol'naya Tipografiya una antigua copistería subterránea que durante más de 100 años ha engañado a los transeúntes con un cartel que reza «comercio al por mayor de productos caucásicos», cuando en realidad se dedicaba a imprimir y difundir panfletos revolucionarios durante la Primera Revolución Rusa (1905-07), todo esto a escasos metros de la comisaría de policía.

San Petersburgo

Continuamos en Rusia para visitar la segunda ciudad con más secretos, la hermosa San Petersburgo. La que fue capital imperial durante más de dos siglos, regala al visitante con vistas al Mar Báltico y atracciones de sobra conocidas como el Hermitage, el Palacio de Invierno y la Catedral de Cristo Salvador. Sin embargo, San Petersburgo tiene una cara oculta que esconde joyas como

Dom Arkhitektora
Dom Arkhitektora

A un paso de la Catedral de San Isaac se encuentra la Dom Arkhitektora, conocida como la «Casa de los Arquitectos» y fundada en 1932. Desde el exterior parece un edificio sin importancia, pero los interiores esconden un auténtico tesoro: la riqueza de sus detalles, las enormes dimensiones de las salas y la elegancia de su decoración te sumegirán en un majestuoso entorno que conserva la grandeza de tiempos pasados.

En el barrio de Tsentralny, en el corazón de la ciudad, se encuentra la casa museo de Gumilëv, historiador y antropólogo soviético con una vida accidentada. Después de pasar 14 años en un campo de concentración, vivió en esta casa los últimos años de su vida. Visitarla te ayudará a comprender su pensamiento y su influencia en la geopolítica postsoviética.

Ucrania

Si se va de vacaciones a Kiev, no se puede dejar de visitar el monasterio de la cueva y la catedral de Santa Sofía, pero si lo que se quiere es conocer los secretos mejor guardados de Kiev hay que explorar otras opciones como por ejemplo el Artkvadrat. Se trata de un teatro verdaderamente insólito; desde 1991 es el único en Ucrania que se basa completamente en la improvisación y el espectáculo en vivo. Especialmente dedicado para aquellos que viven al máximo el presente.

Otra posibilidad es visitar el Muzey Komp'yuteriv Ta Prohramnoho Zabezpechennya. En un mundo cada vez más tecnológico, nunca está de más una visita al museo de historia de la informática. Cuenta con algunos ordenadores de la época de la URSS y consolas que han marcado la infancia de muchos, como el Commodore 64, la Sega Megadrive con su Mega CD y la Game Gear.

Berlín

La capital alemana no podía faltar en esta clasificación. alternativa, original y llena de historia, Berlín esconde tesoros por descubrir, que harán las delicias de los turistas más exigentes, que no se conforman con visitar la Puerta de Brandeburgo, el Reichstag y los restos del Muro de Berlín. Un ejemplo es el Filmrauschpalast, una delicia para los amantes del cine. Repleto de proyecciones originales y con una excelente calidad de audio y vídeo, Filmrauschpalast es un pequeño cine dentro de una antigua fábrica situada en el multicultural barrio de Moabit. Los tickets son baratos, hay pelis en versión original y se proyectan sin publicidad.

Londres

No cabe duda de que la capital del Reino Unido es uno de los destinos estrella de Europa. La mayoría de los visitantes llegan con una misión clara: visitar el Big Ben, hacerse una foto en una cabina roja, otra frente al Palacio de Buckingham y disfrutar de las vistas a bordo del London Eye, pero, una vez que has cumplido ¿por qué no ir en busca de las joyas escondidas que sólo una ciudad dinámica como Londres te puede ofrecer? The Castle Cinema, es un cine coqueto y acogedor situado cerca del Parque Olímpico. Fue fundado como cine independiente en 1913 y, tras haber cambiado de manos a lo largo de los años, se ha convertido en un cine con un hermoso lounge bar.

Viena, Austria

Viena, la hermosa capital austriaca, es una meca para los amantes del arte y la música y es conocida por la belleza de su Palacio Sissi, Schönbrunn y por el Museo Belvedere, pero tiene mucho más por descubrir como Schlosstheater Schönbrunn. Justo detrás del Palacio de Schönbrunn se encuentra esta coqueta joya con encanto propio. Es un teatro pequeño, delicadamente decorado que te impresionará por su belleza. Aquí podrás asistir a conciertos y obras de teatro de todo tipo.

Museo del Tercer Hombre
Museo del Tercer Hombre

Otra opción es el Museo del Tercer Hombre, dedicado al famoso cine negro de los años 40 «El Tercer Hombre», ambientado en la Viena de la posguerra. El museo está situado en el distrito universitario de Wieden y homenajea a esta película con sus exposiciones su decoración.

Zagreb, Croacia

Visitar Zagreb no es sólo visitar su Catedral, el cementerio de Mirogoj y el Museo Mimara. La capital croata ofrece otras atracciones menos conocidas por los turistas, que hacen las delicias de los lugareños y presentan una sólida alternativa para quien quiere conocer su lado más auténtico. Backo Mini Express, en pleno centro encontrarás este encantador museo de maquetas de trenes. Con efectos especiales espectaculares recrean hasta tormentas en un entorno distendido dónde la única regla es divertirse.