Temas

Singapur

Leyes, reglamentos y disparates

Leyes, reglamentos y disparates

«Hay un momento en que las leyes deben dejar paso al sentido común. Y un reglamento puede ser tan absurdo y disparatado como preguntarle al viajero, en la aduana, si viene con la intención de asesinar al presidente del país que se dispone a visitar»