Dan Boria fue arrestado tras arrojarse de la silla en paracaídas
Dan Boria fue arrestado tras arrojarse de la silla en paracaídas - yOUtUBE
YouTube

Imita al abuelo de «Up» y vuela en una silla atada a 100 globos

Un canadiense decidió promocionar su empresa de esta curiosa forma y, finalmente, acabó arrestado por poner en peligro su vida

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Años después del estreno de la película «Up», un ciudadano de Calgary (en Canadá) acaba de demostrar que es posible surcar los cielos mediante globos de helio. El valiente en hacer la prueba ha sido un joven de 26 años llamado Dan Boria quien, tras atar una silla de jardín a 100 de ellos, logró ascender hasta tal punto que vio de cerca un jumbo. Sin embargo, tras sobrevolar la ciudad durante algunos minutos se vio obligado a saltar en paracaídas cuando perdió el control de este curioso artilugio y, ya en tierra firme, fue detenido por la policía. Su aventura ya ha sido subida a YouTube y está causando sensación.

Este increíble suceso ocurrió el pasado domingo, día en que Boria decidió adquirir unos 100 globos de helio valorados en 13.300 dólares (unos 12.000 euros) y atarlos a una silla de jardín para sobrevolar la ciudad. El objetivo no era otro que promocionar su empresa de limpieza mediante un cartel ubicado debajo del susodicho armatoste. Todo ello, con un paracaídas a su espalda (la seguridad, lo primero). Lo cierto es que su plan salió a la perfección en un principio, pues –como puede verse en YouTube- logró elevarse varios metros del suelo mientras era jaleado por sus compañeros.

Sin embargo, la aventura pasó de divertida a peligrosa cuando el joven se percató de que ascendía y avanzaba sin control por los cielos. Su miedo se acrecentó cuando miró para abajo y se topó con una curiosa sorpresa. «No puedo especificar a qué altitud estaba. Cuando miré hacia abajo vi un Boeing 747. Fue una experiencia surrealista. El viento era muy fuerte. Después me empujaron hacia atrás», explicó el aventurero al diario « Calgary Sun»

Desesperado, Boria saltó de la silla y activó su paracaídas, el cual no impidió que se torciese un tobillo al llegar al suelo. Una vez en tierra firme, se percató de que había recorrido la friolera de 60 kilómetros desde el jardín de su vivienda. Con todo, la alegría le duró poco, pues fue detenido inmediatamente por la policía acusado de poner en riesgo su vida. Este joven fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 1.500 dólares canadienses (unos 1.200 dólares estadounidenses) y tiene que presentarse ante un juez el próximo 13 de julio.

A su vez, y siempre según el diario «Calgary Sun», la policía encontró el artilugio utilizado por Boria a unos 65 kilómetros al sur de Calgary. No fue un gran hallazgo, pues ya quedaba poco de los globos y la silla apenas costaba 20 dólares. El vuelo coincidió con la celebración de la Estampida de Calgary, un evento que es considerado el mayor rodeo del mundo y al que asisten un millón de personas cada año.