Detalle del nuevo terminal de la firma
Detalle del nuevo terminal de la firma - BLACK SHARK
Lanzamientos

Así es el nuevo Black Shark 2: un móvil para consumir videojuegos

El terminal incorpora todas las novedades más potentes del mercado debajo de una pantalla de tipo OLED

MADRIDActualizado:

Los videojuegos son un negocio al alza. Es una maquinaria perfectamente engrasada que explora, cada vez que tiene oportunidad, nuevas formas de consumo. La irrupción del teléfono móvil inteligente ha catapultado a este medio interactivo como la industria más rentable del ocio. Los fabricantes de tecnología, conscientes de esta revolución, apuestan por dispositivos cada vez más potentes y especializados.

Firmas como Razer, Asus o Xiaomi se reparten por ahora el pastel de los móviles para «gamers» ante las dudas e intertidumbres que plantean este tipo de aparatos. El entorno móvil está generando im portantes beneficios a compañías desarrolladoras como Epic Games, cuyo título «Fortnite» cuenta con 200 millones de usuarios registrados y cerró el año con 3.000 millones de dolares, gran parte de ese dinero procedente de sus versiones para móviles.

De ahí que la marca Black Shark haya renovado su terminal. Así, el Black Shark 2 es un móvil diseñado para «gaming», es decir, para jugar principalmente a videojuegos, pero sus altas prestaciones lo sitúan en un nivel apto para tareas exigentes. A diferencia del modelo anterior, este dispositivo ha renovado su sistema de vibración y su interfaz, manteniendo así otros detalles como la calidad gráfica y rendimiento. Su pantalla, de tipo OLED, es bastante grande, eso sí; unas 6,39 pulgadas.

Para lograrlo, integra un microchip Snapdragon 855, de Qualcomm, que es el más potente en estos momentos. Dado su enfoque, este «smartphone» viene impulsado por 6 o 12 GB de memoria RAM con lo que, sobre el papel, ofrece un gran desempeño sobre todo para el consumo de videojuegos, evitando caídas y congelaciones. De hecho, dispone de un «turbo» llamado «Modo lúdico» que permite poner a máximo rendimiento el terminal.

También dado su público objetivo, el móvil está preparado para aguantar tiempos prolongados a pleno rendimiento. Algo que, en general, pasa factua a la mayoría de dispositivos, que acaban calentándose demasiado. Para reducir este problema, cuenta con un sistema de refrigeración líquida de contacto que permite, según promete la firma desarrolladora, «disipar la placa de calor y cubrir todas las áreas calientes» para lograr hasta 14 grados menos.

Otra de sus aportaciones, posiblemente heredadas de su empresa matriz, es su sistema de carga rápida; en cinco minutos conectados a la red eléctrica se puede conseguir una partida más de 30 minutos. Eso es, al menos, la promesa de la firma china, que incorpora una batería de 4.000 mAh diseñada para soportar hasta 5 horas de sesiones de juego.El Black Shark 2 permite conectarse a una pantalla y monitor gracias a una tecnología llamada «Host Mode» que, al igual que DeX de Samsung, puede disfrutarse en pantalla grande con solo conectar un cable de tipo HDMI. El equipo está disponible por ahora en el mercado chino (480 dólares).