Tom Wheeler, presidente de la FCC
Tom Wheeler, presidente de la FCC - efe
MWC 2015

Tom Wheeler: «Internet no puede funcionar sin reglas»

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. señala que las nuevas normas aprobadas no marcan tarifas ni requisitos técnicos de funcionamiento de las redes

Actualizado:

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos, Tom Wheeler, ha defendido este martes que no se puede permitir que internet funcione sin reglas y sin que nadie la vigile.

Durante su intervención en el Mobile World Congress, Wheeler ha defendido la propuesta aprobada el pasado 26 de febrero por su organismo de considerar internet como servicio público con el fin de poder incrementar la regulación que garantizará la neutralidad de la red y su carácter abierto.

«Nuestra responsabilidad es garantizar la seguridad -en la red- de usuarios y naciones», ha añadido Wheeler, quien confía en que todos los gobiernos del mundo «entenderán» los pasos dados en Estados Unidos para garantizar la neutralidad de internet.

Las normas han molestado a los operadores de servicios de internet y operadoras, quienes se quejan que se trata de una involución. Wheeler se ha defendido. No se trata de decir a las compañías lo que pueden hacer, ni de imponer restricciones, ni de ordenar a las operadoras cómo deben trabajar, sino de garantizar un internet abierto para todos y al margen de gobiernos y de intereses privados, ha dicho Wheeler.

«Nosotros no regulamos el internet. Eso no es lo que hacemos. Nos mantenemos firmes. Las nuevas normas solo imponen cuatro cosas: la prohibición de bloquear, limitar o establecer priorizaciones de pago, y la transparencia», ha enumerado, y ha añadido que no impone ni restringe cómo debe ser la red, sino que persigue el objetivo de que ningún gobierno o ente privado pueda impedir a los ciudadanos acceder sin obstáculos a contenidos, aplicaciones y servicios legales.

«La competencia es la mejor protección para el consumidor y la mejor amiga de la innovación», ha reivindicado, y ha expuesto que los operadores de internet pueden desarrollar nuevas estrategias comerciales y productos libremente y con los precios que decidan, siempre que se muevan en lo «razonable».

Este principio de razonabilidad es la baza que se guarda la nueva ley americana para evitar abusos, pero Wheeler ha incidido en que la norma no marca tarifas ni requisitos técnicos de funcionamiento de las redes, y tampoco crea nuevos impuestos. Respecto al reparto del espectro radioeléctrico, Wheeler ha abogado por compartirlo, y ha resumido: «El espectro, las redes abiertas y la competencia son el elixir mágico que impulsará la innovación».