Movimientos del sector

¿Por qué Microsoft ha comprado por 7.500 millones de dólares GitHub?

Con este movimiento se da un espaldarzado al modelo de código abierto que el gigante del software ha rechazado hasta ahora, ya que los desarrolladores podrán utilizar el servicio en la nube para compartir sus programas de forma gratuita

J.M.SÁNCHEZ
MADRIDActualizado:

Microsoft busca acercarse a los desarrolladores de productos informáticos y servicios digitales. Pese a haber tomado velocidad, Windows 10, su sistema operativo más avanzado hasta la fecha, no sigue el ritmo esperado. De cara a potenciar sus servicios, el gigante del software ha adquirido por 7.500 millones de dólares GitHub, una exitosa y popular plataforma para alojar proyectos web y que tiene el foco en el trabajo colaborativo. Un repositorio de software libre que supone un cambio de mentalidad en la estrategia de la compañía norteamericana.

Ya lo avanzó «Bloomberg», pero ha sido la propia Microsoft quien lo ha confirmado este lunes a través de su blog oficial y su cuenta de Twitter. Aunque las primeras estimaciones apuntaban a que la compra se haría por unos 2.000 millones de dólares, finalmente ha ascendido a 7.500 millones de dólares en acciones, punto también confirmado por la compañía. Esta operación supone un regreso a las raíces de la firma de Redmond y un cambio de paradigma en su estrategia empresarial, centrada ahora en potenciar los servicios digitales y la tecnología «cloud computing».

«Los desarrolladores son los constructores de esta nueva era»

«La era de la nube inteligente y el borde inteligente está sobre nosotros. La informática se está integrando en la sociedad, en cada aspecto de nuestra vida y trabajo, cada aspecto de la economía está siendo transformado por la tecnología digital. Los desarrolladores son los constructores de esta nueva era, escribiendo el código del mundo. Y GitHub es su hogar», valora en un comunicado Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, quien se muestra convencido que en un futuro «la comunidad de desarrolladores crecerá en número y en importancia».

«Los flujos de trabajo de los desarrolladores impulsarán e influirán en los procesos y funciones de las empresas en todas las organizaciones, desde el marketing, las ventas y el servicio, hasta las tecnologías de la información y los recursos humanos. Y la creación de valor y el crecimiento en todas las industrias estarán cada vez más determinados por las decisiones que tomen los desarrolladores», reconoce.

Para Nadella, los desarrolladores estarán en el centro de los desafíos más urgentes del mundo, pero cree que «el verdadero poder viene cuando cada desarrollador puede crear, colaborar, compartir código y desarrollar el trabajo de cada uno». Un objetivo que considera que GitHub va a ser «el destino para que los desarrolladores aprendan, compartan y trabajen juntos para crear software», algo que según explica es importante también para Microsoft.

Nadella, quien se ha comprometido a mantener el «espíritu abierto» de GitHub, ha defendido el software libre como modelo productivo para el futuro de los desarrollos informáticos. De cara a potenciar la plataforma y tranquilizar a la comunidad de desarrolladores, el máximo responsable de Microsoft ha enumerado tres retos para su nuevo servicio: ayuda a los desarrolladores manteniendo la plataforma abierta, aceleración de los proyectos corporativos y la integración de servicios de la «nube» de la compañía.

Lo que significa la compra de GitHub

GitHub es un servicio muy interesante y popular entre los desarrolladores de software, quienes guardan y alojan sus proyectos de manera sencilla y práctica. Dada su filosofía centrada en el código abierto, la plataforma ofrece muchas posibilidades, aunque ha sido hasta ahora un enfoque totalmente contrario al negocio comercial de Microsoft de venta de licencias. Es más, el otrora consejero delegado Steve Ballmer llegó a calificar al software libre como un «cáncer».

Pero bajo la batuta de Satya Nadella, la veterana empresa tecnológica ha venido tocando otros palos, acercándose a tecnologías como la «nube», el «machine learning» y, ahora, los modelos de código abierto. La compañía, a su vez, necesita de nuevas formas de conectarse con la comunidad de desarrolladores. Y ahí entra perfectamente GitHub, una firma con sede en San Francisco y propietaria de una herramienta necesaria para estos profesionales.

Muchas empresas rivales como Google la utilizan para almacenar código informático y colaborar para la mejora de sus productos. En la actualidad, según datos no oficiales, apuntan a que la plataforma alberga a más de 27 millones de usuarios y 80 millones de proyectos web. Pese a las posibilidades que ofrece esta plataforma, comunidades defensoras del software libre temen que se pierda un espacio de intercambio de ideas.