Las Humanidades y la Filosofía, al rescate de la experiencia de usuario en la última edición de Experience Fighters

Los principales expertos en diseño y desarrollo digital se reúnen en Madrid esta semana en la cuarta edición del popular evento, apoyado por el Vocento Media Lab

MADRIDActualizado:

La experiencia de usuario es como el jamón, defiende Toni Garrido, fundador de Animal Makers. Cuando tiene calidad, es universal, delicioso y consumible a cualquier hora. Empezar con jamón, aunque sea en formato metáfora, siempre es un acierto. Y así lo hizo el arranque ayer de la cuarta edición de Experience Fighters, una cita de dos días en Madrid para hablar sobre innovación y diseño de producto y de servicios.

«Hemos elegido estar a las órdenes de gente que controla la tecnología y el negocio», advierte César Astudillo, «gurú oficial» de esta edición, como él mismo señaló en tono de chanza. Vinculado desde los ochenta al desarrollo digital y de software, considera que la disciplina de la experiencia de usuario se encuentra en una encrucijada ante la confluencia de demasiadas ramas del saber y la experiencia humana: la informática y la publicidad, el diseño y las humanidades, la empresa y la comunicación.

«El futuro pasa por nosotros pero hemos elegido no liderarlo», considera Astudillo, en referencia a la potencia tecnológica y financiera de los gigantes californianos que conquistan el mercado y transforman los modos de vida con sus productos y plataformas. «Creemos que el desarrollo y el bienestar humano están por encima de la última moda de Silicon Valley», defiende. Y reivindica el papel crucial que saberes como la filosofía, la epistemología o la deontología tendrán en la resolución de los nuevos retos a los que nos enfrentamos, entre los que citó redefinir el género, repensar el trabajo ante la progresiva robotización de la productividad, o lograr la interculturalidad sin caer en la asimilación o la exclusión.

Otros ponentes durante las jornadas de miércoles y viernes destacaron algunas formas de trabajar alternativas que pueden mejorar la empresa, como el perderle el miedo a explicar las cosas dibujando a través del «visual thinking». Así lo reivindicó el diseñador Pablo Ramírez, diseñador, que puso a dibujar a los participantes en el evento antes de advertir: «No hay que confundir visualizar y conceptualizar con ilustrar».

Fausto Camacho, experto en diseño de servicios, fue el encargado de ejercer de evangelizador de Lego Serious Game, el popular «juego» para conceptualizar y diseñar usando muñequitos de Lego. Por su parte, el director de arte y experto en motion graphics Tavo Ponce explicó cómo hacer apetecibles encargos envenenados… o qué hacer cuando Inditex te encarga un christmas. Y confesó cuál ha sido el mejor feedback que ha recibido como creativo de un cliente importante: «No sé qué mierda es esto, pero me mola».