La utilización de los asistentes de velocidad serían un gran avance desde el airbag

La DGT quiere que este sistema sea obligatorio en los coches, ya que evitarían muchos accidentes de tráfico

Actualizado:

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha mostrado su apoyo al uso de los asistentes de velocidad inteligente en los vehículos. Además, ha expresado su esperanza en que puedan llegar a ser obligatorios para intentar reducir las cifras de siniestralidad.

El asistente de velocidad inteligente es un sistema que lee las señales de tráfico y que, una vez activado, ajusta la velocidad a la legal. Incluso, evita que el vehículo se acerque demasiado al que va delante, llegando incluso a frenar si es necesario.

El director general de Tráfico ha recalcado que el 77% de los muertos se registraron en carreteras secundarias. De ellos, el 36% por salidas de la vía y el 28% por choques frontales, donde la velocidad es un factor fundamental. Por ello, «la tecnología nos tiene que ayudar a controlar la velocidad y quizá este sea el salto adelante más importante desde el airbag» ha comentado Pere Navarro. Y ha insistido: «Queremos ponerlo en valor, lo apoyamos al ser una buena práctica y esperamos que se extienda hasta que seamos capaces de hacerlo obligatorio».