Temor por un brote de sarampión en un barrio judío de Nueva York

El Departamento de Salud de la ciudad pide cautela y que se vacune a los niños

Nueva YorkActualizado:

El Departamento de Salud de Nueva York pidió cautela hoy a la comunidad judía ortodoxa de la ciudad, que se concentra en el barrio de Williamsburg, en Brooklyn, frente al incremento de casos de sarampión, y urgió que se vacune a todos los niños.

En un comunicado remitido a la prensa, las autoridades pidieron especial cuidado antes de viajar a Israel, donde ha habido un brote de sarampión, e informaron de una reunión mañana con los rabinos y oficiales electos de la comunidad para concienciar a este sector de la población.

«Aunque el sarampión es evitable, demasiadas familias están decidiendo no poner las vacunas o retrasarlas, poniendo a sus hijos y a otros niños en riesgo», afirmó el comisionado del Departamento de Salud, Oxiris Barbot.

El llamamiento se produce después de que seis personas, de entre 11 meses y 4 años, hayan contraído el sarampión en el mes de octubre en Williamsburg, el primero de los cuales fue un niño que había viajado a Israel.

De los 6 niños afectados, 5 de ellos no habían sido vacunados, de los que sólo uno de ellos era demasiado joven para recibirla.

«Es importante asegurarse de que la familia entera está protegida antes de hacer viajes internacionales, porque se están produciendo brotes de sarampión tanto en Israel como en Europa», afirmó Barbot.

El Departamento de Salud de Nueva York recomienda la vacuna de sarampión, paperas y rubeola (SPR) para niños por debajo de los 12 meses, con una segunda dosis entre los 4 y los 6 años, la cual es requerida por ley para asistir a centros de educación preescola