Un hombre prepara su casa, en Tampa, ante la posible llegada de Irma
Un hombre prepara su casa, en Tampa, ante la posible llegada de Irma - REUTERS

Tampa se prepara con urgencia tras el cambio de rumbo de Irma

En la bahía de Tampa, de unos 4 millones de personas y que no afronta el impacto de un huracán desde hace casi un siglo, se anunciaron órdenes de evacuación inmediata y los refugios poco a poco han ido alcanzando el máximo

TampaActualizado:

Los habitantes de la ciudad de Tampa y de la costa floridiana del golfo de México se han visto sorprendidos cuando desde la noche del viernes los sucesivos pronósticos meteorológicos señalaban que el poderoso huracán Irma apuntaba hacia la costa oeste de Florida (EE.UU.).

Tras días en los que el área metropolitana de Miami, con seis millones de habitantes, aguardaba el desarrollo de este huracán, cuyo ojo se esperaba tocara tierra en el sureste del estado con categoría 4 y causara efectos devastadores, los habitantes de Naples y Tampa apuran los preparativos de lo que finalmente parece ser un impacto inminente en sus costas.

En la bahía de Tampa, de unos 4 millones de personas y que no afronta el impacto de un huracán desde hace casi un siglo, se anunciaron hoy órdenes de evacuación inmediata y los refugios poco a poco han ido alcanzando el máximo de su capacidad.

Las autoridades del condado Pinellas, donde se asientan las ciudades de St. Petersburg y Clearwater, iniciaron desde el viernes la emisión de órdenes de evacuación para los habitantes de zonas de riesgo, mientras otros tomaban las carreteras con rumbo a Orlando, en el centro del estado.

Más al sur, en Naples, las autoridades también urgieron a la población costera a evacuar, y entre los que han cumplido la orden figura el propio gobernador estatal, Rick Scott, quien junto a su familia ha abandonado su mansión.

La residencia, con vistas a la playa y valorada en unos 15 millones de dólares, se levanta en Gordon Drive, en la denominada «fila de millonarios», y se halla en una zona bajo orden de evacuación ante el riesgo de subida de 3 metros del nivel del mar a causa de la marejada ciclónica que originará Irma.

Naples, una ciudad costera que da al golfo de México, se asienta en el condado Collier, donde este sábado se han sucedido nuevas evacuaciones ante la llegada del huracán, que este domingo alcanzará Florida.

Irma enfila hacia la península de Florida con vientos máximos sostenidos de 205 km/h y se desplaza con dirección oeste con una velocidad de traslación de 15 km/h.

Los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, prevén que Irma se fortalezca mientas se aleja de Cuba este sábado, por lo que podría convertirse de nuevo en un «poderoso huracán a medida que se acerque a Florida».