Sanidad multará a la industria si persiste la falta de medicamentos

El Ejecutivo se vale de nuevos «decretazos» para combatir la exclusión social

Actualizado:

En plena precampaña continúa la batería de medidas y reales decretos que el Gobierno lanza cada viernes a la espera de que se convoque la Diputación Permanente en el Congreso. La idea del Ejecutivo pasa por acumular –y aprobar– el mayor número de iniciativas sociales para acudir a las elecciones del 28-A con su gestión como mejor carta de presentación. La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, admitió en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que hay un desabastecimiento de fármacos, para, a continuación, anunciar una nueva medida estrella: multar a la industria farmacéutica si persiste la actual situación.

La titular de Sanidad anunció la creación de un comité asesor para la financiación de la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud y aseguró que su departamento no permitirá «desproporcionadas e injustificadas» subidas de precios. La patronal de la industria farmacéutica en España, Farmaindustria, emitió un comunicado en respuesta al Gobierno en el que vincula la ausencia de medicamentos, precisamente, con los «precios bajos» a los que se venden. Según Farmaindustria, comercializadores ajenos a la industria farmacéutica compran los medicamentos en España para revenderlos después a un valor más alto en terceros países; práctica que «genera desabastecimientos». Por el momento, el Ministerio pone sobre la mesa un «plan de garantías» que prevé sanciones proporcionales a la gravedad del impacto clínico que los problemas de suministro provoquen sobre un paciente.

Plan retorno

Esta no es la única medida anunciada ayer por este ministerio. Carcedo presentó también un real decreto sobre adopciones internacionales que pretende agilizar los trámites, una estrategia para combatir de la pobreza y la exclusión social entre 2019 y 2023, y una acción integral para las personas con discapacidad.

La ministra Celaá, además, explicó el plan «Un país para volver», con el que el Gobierno pretende facilitar el regreso de los españoles que se marcharon al extranjero como consecuencia de la crisis. El plan, que prevé un desembolso de más de 24 millones de euros entre 2019 y 2020, pretende atraer de nuevo a un total de 23.000 emigrantes; cifra poco ambiciosa, habida cuenta de que desde el 2009 han sido más de 900.000 los ciudadanos nacidos en España que han salido del país. La ministra de Economía, Nadia Calviño, notificó otro real decreto para que las personas en riesgo de exclusión accedan a cuentas bancarias gratis.