El libro solidario es una iniciativa de la Clínica de Navarra y Penguin Random House
El libro solidario es una iniciativa de la Clínica de Navarra y Penguin Random House - ABC

Prada, Aramburu y otros escritores escriben a los niños con cáncer

Han reunido en un libro sus relatos para destinar los fondos a la investigación oncológica

MADRIDActualizado:

Diez historias, diez enfermos y diez escritores que son referentes de la literatura española actual. Así nació «Vivir a pulso», un libro solidario que reúne las experiencias de pacientes de la Clínica de la Universidad de Navarra, narradas por Juan Manuel de Prada, Soledad Puértolas, Gustavo Martín Garzo, José María Merino, Mercedes Salisachs, Lorenzo Silva, Fernando Aramburu, Marta Rivera de la Cruz, Bernardo Atxaga y Luis Mateo Díez. el libro presentado ayer ha sido editado por el grupo editorial Penguin Random House. Todos los ingresos por su venta se destinarán a la investigación del cáncer infantil a través del programa «Niños contra el Cáncer».

El proyecto literario lo inició en 2007 la Clínica de la Universidad de Navarra con el objeto de acercar las historias de diez enfermos que habían convertido sus experiencias en ejemplos de superación. Juan Manuel de Prada, colaborador de ABC, fue el primero en de la serie con «La pierna de Peter Parker», en el que cuenta la lucha de un niño ecuatoriano y de sus padres contra un osteosarcoma.

Todos los protagonistas son pacientes de esta clínica y cada historia ha sido contada por uno de los diez escritores reunidos en este volumen, prologado por Valentín Fuster, cardiólogo del Mount Sinai Medical Center de Nueva York.

Historias de superación

En el acto de presentación del volumen en Madrid participaron varios de los escritores que han creado los relatos. Entre ellos Bernardo Atxaga, que en 2015 relató en «NARP el caso de Felisa Rodríguez» la historia de una paciente con este síndrome degenerativo que le provocó la pérdida del oído y de la vista. Lorenzo Silva escribió «Todo suena», la historia de superación de Ana, una mujer con sordera progresiva que consigue recuperar la audición gracias a dos implantes, de la que el autor destacó su alegría y voluntad.

La autora Soledad Puértolas ha recordado hizo ficción en «El clarinetista agradecido», la historia de un trasplante de hígado entre vivos, ya que el donante por discreción no quiso aparecer y tuvo que idear un personaje.

Y Luis Mateo Díaz contó la historia de Manuel, en «El cuerpo doblado». Este paciente afrontó con fuerza y optimismo una enfermedad renal crónica que le ha hecho sufrir numerosas complicaciones.