Conducciones del trasvase Tajo-Segura JUAN CARLOS SOLER

El PP llevará al Congreso un plan hidrológico con nuevos trasvases

Casado propone en Murcia invertir 20.000 millones en cuencas deficitarias y cedentes

DAVID GÓMEZ
MURCIAActualizado:

El Partido Popular presentará la semana que viene en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para elaborar un nuevo Plan Nacional Hidrológico que incluirá más de trescientas actuaciones y que tendrá una dotación presupuestaria de 20.000 millones de euros. Así lo anunció este sábado en Murcia su presidente nacional, Pablo Casado, quien mantuvo un encuentro con regantes murcianos, alicantinos y almerienses para informarles de la iniciativa, que ha sido consensuada entre todos los barones regionales del PP y que incluye inversiones no solo en cuencas deficitarias como la del Segura, sino también en las cedentes, como la del Ebro y la del Tajo.

Entre las intervenciones previstas, precisó Casado, se encuentran la ampliación de embalses de regulación, varias obras de canalización para permitir que el agua llegue a las zonas de Aragón y Castilla-La Mancha que sufren escasez, así como «nuevos trasvases», además del mantenimiento del Tajo-Segura «que por primera vez ha sido suspendido de manera unilateral y discrecional, pues había recursos suficientes en los pantanos de cabecera para transferir al Levante español».

Mitigar efectos del cambio climático

Acompañado por su secretario general, Teodoro García, y por el presidente murciano, Fernando López Miras, el líder popular destacó que la propuesta legislativa tiene como objetivo principal «mitigar los efectos del cambio climático, con el que estamos viendo cómo se combinan periodos largos de sequía con inundaciones y riadas». Asimismo, la normativa plantea «mejorar la gobernanza del agua, en cuanto a eficiencia, sostenibilidad y coste, para que se pueda igualar su precio entre las distintas autonomías».

La proposición de ley se registrará en la Mesa de la Cámara en los próximos días, tras lo que quedará en exposición pública para que colectivos afectados, como las asociaciones de regantes, puedan realizar aportaciones. Para que salga adelante, el PP necesita el apoyo de otro grupo además del de su socio preferente, Ciudadanos. Por eso, Casado apeló al PSOE «para que por una vez sea sensato y tenga sentido de Estado» en un asunto como el agua, «que es fundamental para crear empleo y para fijar población en el entorno rural».

El presidente nacional del PP estuvo más de una hora reunido con representantes de distintas agrupaciones de agricultores del Levante en la sede del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats). El presidente de esta última organización, Lucas Jiménez, subrayó sobre lo anunciado por Casado que «la música suena bien», aunque matizó que «falta ver la interpretación». Los regantes del Tajo-Segura esperan conocer con más detalle la proposición de ley que el Grupo Parlamentario Popular va a impulsar en el Congreso de los Diputados.

«A nadie le va a faltar agua»

Si alguien salió satisfecho de la entrevista fue el presidente de la Comunidad y del Partido Popular de la Región, Fernando López Miras, quien celebró que en tan solo una hora Pablo Casado se comprometiera más con los regantes de Murcia, Alicante y Almería «que los socialistas en veinte años».

«El presidente del PP quiso reunirse en su primera visita a Murcia con quienes sostienen la economía regional, que son los agricultores, y en una hora ha trazado su plan para que nadie sufra la escasez de recursos. Cuando Casado esté en La Moncloa dentro de unos meses, a ningún español le va a faltar el agua», auguró.