Hernández reconoció que el único propósito de a congregación era aprovecharse d ela buena fe de sus creyentes
Hernández reconoció que el único propósito de a congregación era aprovecharse d ela buena fe de sus creyentes

El Papa truhán

Ginés Hernández ejerció durante cinco años de Papa de El Palmar de Troya con el nombre de Gregorio XVIII. Fue detenido hace unas semanas tras una pelea a cuchilladas en la basílica

Actualizado:

Fue Papa durante cinco años y ahora está en la cárcel por homicidio en grado de tentativa. Su nombre es Ginés Hernández, aunque en realidad se llama Jesús, y fue el Pontífice de la Iglesia de El Palmar desde 2011 a 2016. Durante ese tiempo se le conoció como Gregorio XVIII, tercer Papa desde la fundación de esta secta en 1975 por Clemente Domínguez, que se autoproclamó Gregorio XVII.

El 10 de junio el ex-Papa fue detenido cuando había entrado furtivamente en el recinto de El Palmar de Troya, cerca de Utrera (Sevilla). Hernández estaba acompañado por su mujer, una exmonja con la que se casó hace dos años y por cuyo amor abandonó al parecer la orden.

Nadie sabe cómo y con qué propósito Ginés Hernández, acompañado de su esposa, pudo superar los elevados muros que rodean la basílica de El Palmar. Pero más de uno ha barajado que su intención era robar los objetos preciosos que hay en el lugar. La Guardia Civil encontró en su coche útiles para forzar cerraduras. El hecho es que la pareja fue sorprendida por el padre Silvestre, con el que Ginés se lió a cuchilladas. Los dos resultaron heridos de gravedad y Ginés tuvo que ser internado en un hospital de Sevilla antes de pasar a prisión por orden judicial.

Tras renunciar al Papado hace dos años y ser sustituido por el suizo Joseph Odermatt, Hernández reconoció que su Iglesia era un montaje con ánimo de lucro. Manifestó que El Palmar se financiaba con las numerosas donaciones que recibe, buena parte del extranjero. Y afirmó que el único propósito de la congregación era aprovecharse de la buena fe de sus creyentes en los falsos milagros. Lo que no explicó es por qué se había prestado a ese fraude durante los 32 años que estuvo en la organización.

Hernández, nacido en Mula (Murcia) en 1959, nunca ha ocultado sus opiniones políticas: «Prefiero a Franco antes que a Felipe González o Rajoy. Para mí, es un santo». También cree que el papel de las mujeres es obedecer al marido y vestirse con recato para no suscitar malos pensamientos.

Sea como fuere, Gregorio XVIII, que había estado en el Ejército, lo dejo todo para irse a vivir a Monachil (Granada) con su esposa. Allí se compraron una lujosa casa y mantuvieron un tren de vida que sorprendía a los vecinos. Según su testimonio, tenían un BMV de gama alta, poseían caballos y compraban joyas y ropa de marca. Hernández había instalado un jacuzzi en su mansión.

El ex-Papa llevaba dos años sin trabajar y nunca ha podido explicar de dónde le vienen los ingresos, aunque fue acusado al abandonar la orden de haber expoliado la caja de El Palmar, algo que él siempre ha negado con vehemencia.