La mujer dejó a su hijo jugando con un amigo
La mujer dejó a su hijo jugando con un amigo - ABC

Un niño se queda atrapado en una máquina expendedora de peluches

Los hechos ocurrieron en un centro de juegos de Mansfield, Inglaterra

Actualizado:

Un niño de tres años en Inglaterra le dio a su madre los «diez minutos más aterradores» de su vida cuando se quedó atrapado en una máquina expendedora de peluches mientras trataba desesperadamente de atrapar un osito de su interior, según Mirror.

Natalie Draper, de 37 años, decidió llevar a sus gemelos de tres años al centro de juegos en Mansfield (Inglaterra) para que estuvieran toda la mañana entretenidos.

Todo transcurría con total normalidad hasta que uno de ellos le dijo que necesitaba ir al baño. Ante esta petición, la mujer decidió acompañar a Joey al servicio mientras Noah jugaba con un amigo por allí. Al regresar, descubrió al pequeño en el lugar menos pensado: dentro de una de las máquinas expendedoras del centro recreativo.

«Cuando salimos del baño no encontraba a Noah por ningún lado», relató Natalie. Al verla tan asustada buscando al pequeño, una señora le señaló el aparato desde el que éste mirada con cara de circunstancias a todos aquellos que se arremolinaban a su alrededor.

Sin perder un segundo, esta madre dio aviso al personal del establecimiento, que logró liberar al niño sano y salvo después de romper los tres candados que cerraban la máquina. «Ahora no puedo parar de reírme, pero fue una experiencia realmente terrible. Fueron los diez minutos más aterradores de toda mi vida», aseguró la mujer.