Fotografía recurso de un campo de golf de Mallorca
Fotografía recurso de un campo de golf de Mallorca - Consejería de medio ambiente de Baleares

Multan con un total de 444.000 euros a tres campos de golf de Mallorca por extraer agua sin permiso

Los expedientes abiertos por el Gobierno balear derivan de la campaña de control del uso del agua de los grandes consumidores

Palma de MallorcaActualizado:

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno balear ha informado este viernes, a través de un comunicado, de que la Dirección General de Recursos Hídricos ha notificado las resoluciones de los procesos sancionadores a tres campos de golf de Mallorca, por un importe total de 444.179,58 euros. Los expedientes fueron abiertos en el marco de la campaña de control del uso del agua de los grandes consumidores.

Cabe recordar que en la presente legislatura preside la Comunidad la socialista Francina Armengol, que cuenta en su Ejecutivo con representantes de MÉS por Mallorca. Armengol dispone además del aval parlamentario externo de MÉS por Menorca y de Podemos. El consejero de Medio Ambiente es el ecosoberanista de MÉS Vicenç Vidal.

El expediente del Gobierno balear con la sanción más alta impone a la entidad Golf Son Gual S.L. el pago de 415.800 euros por dos infracciones graves. La primera infracción habría sido «ejecutar, sin autorización administrativa, dos perforaciones ilegales, instalar mecanismos de extracción de agua y extraer agua incumpliendo, además, varias medidas cautelares impuestas en el inicio del expediente, el año 2016». Por esta infracción se impone una multa de 375.000 euros.

Además, se insta a Golf Son Gual S.L. a restituir el dominio público hidráulico sellando y cubriendo con cemento los aprovechamientos en toda su columna, tal como prescribe el Plan Hidrológico de las Islas Baleares. A los 375.000 euros citados hay que añadir 40.080 euros más, por «incumplir una concesión de reordenación de captaciones del año 2009». Así, se considera probado que «se instalaron, sin autorización, mecanismos de extracción y se extrajo agua, también sin autorización, de cuatro perforaciones que sólo disponían de autorización de sondeo». Según el Govern, el expedientado «ha reconocido la responsabilidad» por la comisión de esta segunda infracción.

Por otra parte, el segundo expediente abierto por la Consejería de Medio Ambiente impone al Golf Maioris S.A., situado en la localidad de Llucmajor, una multa de 4.200,64 euros por «extraer agua sin autorización administrativa». El infractor presentó un «documento de reconocimiento de la infracción y de pago voluntario», por lo cual se pudo acoger a una reducción del 40%. Por lo tanto, finalmente abonó 2.520,38 euros. El tercer expediente, a Pollensa Golf S.A., se ha resuelto con una sanción de 25.859,2 euros por «extraer agua sin autorización administrativa y por regar el campo de golf con agua subterránea».