Menos muertos a menos velocidad

La reducción del límite de velocidad a 30 km/h. en las ciudades podría reducir drásticamente las cifras de fallecidos por atropello en el casco urbano

Actualizado:

Tráfico estudia imponer en toda España el límite de 30 km/h para los vehículos que circulan por la ciudad. La medida, demandada desde hace años por numerosos colectivos y ya en marcha en varios países europeos, conlleva beneficios importantes.

En primer lugar, reduciría drásticamente las tasas de fallecidos en atropellos, ya que a partir de 50 km/h la probabilidad de morir en la colisión con un vehículo para un peatón o ciclista es del 80%; mientras que, si se reduce la velocidad a 30 km/h, las heridas mortales se producen solo en un 10% de los accidentes, esto es una tasa de supervivencia del 90%.

La pacificación del tráfico en la ciudad conlleva además, una reducción del ruido muy notable y la mejora en la fluidez del tráfico.