Ginecólogos de Francia amenazan con una huelga de abortos

El sindicato nacional de ginecólogos tocólogos está en «guerra» desde hace meses contra la ministra de Sanidad, Angès Buzyn

Corresponsal en ParísActualizado:

Un dirigente del Syndicat national des gynécologues obstétriciens de France (Syngof, Sindicato nacional de ginecólogos tocólogos de Francia) amenazó con convocar una huelga de prácticas de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), matizando que «no se trata de parar la práctica del aborto».

El Syngof (1.600 afiliados) está en «guerra» desde hace meses contra la ministra de Sanidad, Angès Buzyn, protestando contra el techo de las garantías y seguros profesionales. La ministra no considera de recibo las exigencias de uno de los sindicatos profesionales, no compartidas por el Collège National des Gynécologues Obstétriciens de France (Colegio nacional de ginecólogos tocólogos de Francia).

Tras numerosas escaramuzas de carácter administrativo, Jean Marty, ex presidente del Syngof, miembro del Consejo de administración de este sindicato, dirigió una carta a sus afiliados esta semana con este mensaje: «Debéis estar preparados cuando os demos la orden de parar la realización de abortos, si la ministra de Sanidad se sigue negando a recibirnos».

Jean Marty es un ginecólogo tocólogo hostil al aborto, que ha calificado de crimen en numerosas ocasiones, desde hace años. Esa convicción personal es compartida en términos morales por el actual presidente del Syngof, Bertrand de Rochambeau, aparentemente menos dispuesto a un enfrentamiento público frontal.

Veinte horas después del llamamiento de Marty a una posible huelga de prácticas del aborto, el Syngof hizo público la noche del jueves un comunicado precisando su posición oficial de este modo: «Nuestro sindicato no cesará la práctica de la IVE. Nuestros afiliados sostienen sin reserva el derecho al aborto. Desgraciadamente, sin embargo, debemos constatar que el único medio de hacernos oír es provocar falsas polémicas en las redes sociales, de las que no se nos oculta el impacto negativo sobre nuestra profesión«.

Queda en suspenso el enfrentamiento entre el Syngof y el ministerio de Sanidad. El Colegio nacional de médicos de Francia intenta favorecer una «síntesis» que ponga fin a la crisis de la reforma del sistema de protección y seguro del fondo de garantía que afecta a quince ginecólogos condenados con severidad por errores médicos.