EFE

Una fuerte tormenta provoca «graves daños» en más de 150 hectáreas en la localidad de Longares

El alcalde de la población de Zaragoza lo califica de «auténtico tornado»

Actualizado:

Una tormenta con granizo y fuertes vientos ha ocasionado en la tarde de este domingo graves daños en el casco urbano de Longares (Zaragoza) y en más de cien hectáreas de viñas del entorno, según explicó a Europa Press el alcalde del municipio, Miguel Jaime, quien ha asegurado que ha sido un «auténtico tornado».

El primer edil indicó que han caído «unos 25 litros de agua en quince minutos» sobre las 16.00 horas, lo que ha ocasionado «graves daños» en árboles, naves agrícolas, coches, cableado de alumbrado público y telefonía, antenas de televisión y en la iglesia, donde se han roto cristaleras y ha entrado agua en varias capillas.

«Creemos que se trata de un tornado porque ha desplazado más de 80 metros un tejado completo de una nave agrícola que pesará más de 300 kilos», ha apuntado el alcalde de Longares, quien ha añadido que también se han producido caídas de «una treinta de árboles» y «dos vehículos» sobre los que se han desprendido algunos de ellos.

A esto se le suman las pérdidas producidas en «unas 150 hectáreas de viñas», en las que ha caído granizo, según ha afirmado el alcalde de Longares. En las inmediaciones de la Autovía Mudéjar se «han partido por la mitad tres torres de luz», que «ya están repuestas».

Según ha informado la Diputación de Zaragoza (DPZ), no se han producido daños personales, pero los bomberos han tenido que intervenir en distintos puntos para asegurar la zona y evitar cualquier riesgo.

Las tormentas y las fuertes rachas de viento también han derribado árboles y han causado distintas incidencias en otros municipios de la provincia de Zaragoza como Fuentes de Ebro, Osera de Ebro, Pedrola o Bardenas.