El epitafio de una lápida infantil: «No me han vacunado por miedo al autismo»

Los médicos italianos han lanzado una campaña contra los bulos de salud en internet

Corresponsal en RomaActualizado:

“He curado el cáncer con bicarbonato de sodio”, “No me vacunaron por miedo al autismo”, “Había comprado en la web un fármaco milagroso”. Estos son algunos de los epitafios que, bajo una cruz, en una lápida de mármol, aparecen junto a un cartel en el que se lee: “Desconfiad de los engaños en la web. Acudir siempre al médico”. Esta imagen dramática forma parte de una campaña bajo el lema “Un engaño nos sepultará”, lanzada la semana pasada por la Federación Nacional de los Colegios Médicos de Italia para combatir las falsas noticias o los bulos sanitarios, sobre todo los que se tramiten por medio de internet. Grandes carteles, en vallas de 6 metros por 3, han aparecido en todo el territorio nacional.

Se trata de una campaña que los médicos consideran fundamental porque las noticias falsas están a la orden del día en internet y constituyen hoy un problema muy grave, sobre todo cuando está en juego la salud. Las noticias falsas son ya un fenómeno fuera de control. Muchos se informan sobre cualquier cosa escribiendo la palabra clave en un motor de búsqueda, con predominio de Google.

A menudo el paciente, desorientado en ese mundo virtual, termina por pensar que puede transformarse en el médico de sí mismo, quizás con métodos naturales o alternativos, con el riesgo de poner en peligro su salud. Son 15 millones los italianos que, en el caso de un pequeño problema sanitario, buscan información en la web, un fenómeno que es muy difundido sobre todo entre los jóvenes. Por eso, esta campaña tiene también un objetivo: “No al doctor Google, ayudemos a los pacientes a recuperar una relación de colaboración y confianza con el propio médico”.

Noticias sin fundamento científico

Obviamente, no se trata de demonizar internet y los muchos beneficios que aporta. La pretensión de la campaña es poner en guardia a la gente ante los numerosos bulos que se producen, algunos muy peligrosos en el campo de las vacunas, por ejemplo. “Se ha difundido la idea de que las vacunas hacen mal y que pueden, incluso, relacionarse con el autismo. Son noticias sin ningún fundamento científico. Gracias a las vacunas han desaparecido enfermedades como la viruela, solo por citar una”, afirma la doctora Rosa Giaquinta.

Los colegios médicos italianos han expresado en los últimos tiempos gran preocupación por las campañas que se efectuaban en algunos sectores contra las vacunas. Por ejemplo, el partido la Liga Norte, de extrema derecha, y el antisistema Movimiento 5 Estrellas, se han mostrado siempre partidarios de dejar libertad a los padres sobre la vacunación de sus hijos. Se ha terminado así por bajar la guardia y hoy los casos de sarampión han aumentado considerablemente en Italia, suscitando la alarma de las autoridades sanitarias. De ahí que el gobierno adoptara la decisión de implantar la vacunación obligatoria en la escuela. Esta medida, que contó con el aplauso de los colegios médicos, podría ser cambiada por el nuevo gobierno que intentan formar el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte. En su programa de gobierno prometen cambiar la ley sobre la obligatoriedad de las vacunas.