Imagen de archivo
Imagen de archivo - ASOCIATED PRESS

Un cuerpo cosido al estilo «Frankenstein» aparece en un centro de donaciones en Arizona

En total se han encontrado 1.755 partes de cuerpos humanos distintos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los agentes del FBI comenzaron a investigar en 2013 a las empresas que venden cuerpos con fines de investigación, como el Centro de Recursos Biológicos de Arizona (BRC). Tras una redada del FBI, la compañía fue cerrada en 2014 y ahora se ha conocido el por qué.

«Cabezas infectadas», «un cubo lleno de piernas, brazos y cabezas» , una nevera llena de «genitales masculinos» y la cabeza de una mujer cosida al cuerpo de un hombre como si se tratara de «Frankenstein» son algunas de las escenas que el exagente del FBI Mark Cwynar relata, según informa The Independent. Fueron encontradas 1.755 partes de cuerpos humanos en las instalaciones, que ocuparon un total de 142 bolsas con un peso de 10 toneladas.

Otro exagente fue diagnosticado con síndrome de estrés postraumático. «No pude dormir después de ver eso» y cuenta que «parecía una tienda de chatarras donde habían destruido y despedazado cuerpos».

La empresa adquirió los cuerpos a través de «declaraciones falsas». El demandante Troy Harp, quien entregó los cuerpos de su madre y abuela a BRC, asegura que lo hizo porque pensaba que lo hacía con fines científicos. «Para investigar acerca del cáncer, la leucemia y cualquier otra cosa, utilizando células de muestra. Eso es lo que me dijeron».

Sin embargo, al menos 21 cuerpos donados a BRC fueron utilizados más tarde por el Ejército de los Estados Unidos para experimentar con explosiones, con la intención de estudiar los efectos de las bombas de carreteras. Se podía comprar una cabeza humana por tan solo 270 euros y un cadáver entero rondaba entre los 4500 euros, según muestran los documentos.