Condenado a cadena perpetua un hombre cuyo bebé murió de una infección por no cambiarle los pañales

Un padre de Iowa (EE.UU.) que no hizo nada por cuidar a su hijo que fue encontrado cubierto de gusanos ha sido condenado a cadena perpetua

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Zachary Koehn, de 29 años, fue sentenciado el martes en el tribunal de distrito del condado de Chickasaw y pasará su vida tras las rejas después de haber sido condenado el mes pasado por asesinato en primer grado de su bebé Sterling, según informa DesMoinesRegister.

Sterling Koehn, quien aún no tenía cuatro meses cuando murió en agosto de 2017, estuvo en un columpio en una habitación con las ventanas cubiertas y la puerta cerrada durante al menos nueve días.

Durante ese tiempo, las heces que quedaron en el pañal de Sterling permitiendo que la bacteria E. coli ingresara en el torrente sanguíneo y causara una infección, según explicaron lo forenses. La habitación caliente atrajo moscas, que depositaron huevos que se convirtieron en gusanos mientras Sterling aun estaba vivo.

Murió de desnutrición, deshidratación e infección. Mientras tanto, Koehn y la madre del niño, Cheyanne Harris, continuaron cuidando a su hija de dos años en el mismo apartamento. «Estaba al tanto de lo que estaba pasando y decidió no hacer nada», dijo la Fiscal General Adjunta de Iowa, Denise Timmins.

Los abogados de Koehn argumentaron que sus acciones no equivalían a asesinato. Indicaron que los elementos del crimen no fueron probados en el juicio y dijeron que Koehn debería recibir un nuevo juicio.

La fiscal Timmins, por su parte, dijo que todas las acciones que Koehn tomó en su apartamento, incluso cuidarse a sí mismo y a su hija y no cuidar a Sterling, fueron decisiones que lo hicieron culpable de asesinato.

La madre, Cheyanne Harris, de 21 años, será juzgada por el mismo delito en enero de 2019. La pareja tiene otra niña de dos años que ha sido llevada a un hogar provisional.