El colosal «sablazo» que cobró un hospital por dar un jarabe a un bebé en urgencias

Unas vacaciones en Estados Unidos le han salido muy caras a una pareja

Actualizado:

A una pareja coreana unas vacaciones le han salido mucho más caras de lo previsto por el «sablazo» que un hospital de San Francisco le endosó durante su estancia en la ciudad californiana.

Todo empezó cuando el bebé de ocho meses de una pareja coreana se cayó de la cama de un hotel en San Francisco (Estados Unidos) y se golpeó la cabeza. Como no paraba de llorar, el matrimonio llamó a Emergencias, que les envió una ambulancia para trasladar a la familia al Hospital General de Zuckerberg.

Una vez en el centro médico, los facultativos se limitaron a administrarle al menor un jarabe y a esperar a que se despertara de la siesta. Acto seguido le dieron el alta.

Ahora, dos años después, la pareja ha recibido la factura del hospital: 18.836 dólares (unos de 15.500 euros) por una visita al hospital de 3 horas y 22 minutos, de los que 15.666 se deben a una partida denominada como «honorarios de trauma», esto es, atencion en Urgencias.

El padre ha revelado que el seguro de viaje solo le cubre 5.000 dólares y ellos no disponen de fondos para cubrir semejante desembolso: «Es una gran cantidad de dinero para mi familia. Si mi bebé recibió un tratamiento especial, está bien. Eso estaría bien. Pero no lo hizo. Entonces, ¿por qué debería pagar la factura? No hicieron nada por mi hijo», añadió el hombre.

Las facturas hospitalarias estadounidenses hoy en día están llenas de tarifas, muchas de las cuales ni siquiera existen en otros países: tarifas por extracción de sangre, tarifas por verificar el nivel de oxígeno en la sangre con una sonda de piel, tarifas por colocar un yeso, honorarios por acostarse en la sala de recuperación, según informa Vox.

Pero quizás los líderes son los «honorarios por trauma», en parte porque a menudo son más de 10.000 dolares y en parte porque parecen aplicarse de manera tan arbitraria.

Una tarifa por trauma, como la que se le aplicó a la pareja coreana, es el precio que cobra un centro cuando se activa y reúne a un equipo de profesionales médicos que pueden atender a un paciente con lesiones potencialmente graves en la sala de emergencias.