Charlie Gard estaba conectado a una máquina respiratoria
Charlie Gard estaba conectado a una máquina respiratoria

Charlie Gard o Ashya King: otros casos similares a los de Alfie Evans y que conmovieron al mundo

No es la primera vez que el Papa interviene por la vida de un niño con una enfermedad terminal: lo hizo con Charlie Gard. Otro caso similar, aunque tuvo menos repercusión y con esperanzador final, fue el de Ashya King

MADRIDActualizado:

El caso del pequeño Alfie Evans recuerda a otros que también conmocionaron al mundo. Muy similar fue el de Charlie Gard, el bebé que padecía un enfermedad rara y murió a días de cumplir un año. La Justicia británica resolvió que fuera desconectado contra la voluntad de sus padres.

El caso de Ashya King tuvo final feliz. Sus padres fueron detenidos después de llevarse sin consentimiento médico a su hijo del Hospital General de Southampton por no estar de acuerdo con el tratamiento que allí recibía. Una vez en libertad, consiguieron que recibiera la terapia y, hoy, Ashya hace una vida totalmente integrada.

12
  1. Ashya King

    Ashya King sale de la Proton Therapy Center
    Ashya King sale de la Proton Therapy Center - REUTERS

    Los padres de Ashya King fueron detenidos en agosto de 2015 en España después de llevarse sin consentimiento médico a su hijo del Hospital General de Southampton por no estar de acuerdo con el tratamiento que allí recibía.

    El niño estaba aquejado de un tumor cerebral y sus padres querían someterlo a una terapia con protones en República Checa.

    Los King, que tienen casa en España, se llevaron a su hijo y las autoridades británicas emitieron entonces una orden internacional de búsqueda y captura, que dio lugar a su detención.

    Tras haberse aclarado que no tenían más ánimo que darle a su hijo la mejor atención, el juez los dejó en libertad y finalmente el niño fue trasladado a Praga.

    Ya en 2015, el representante de la familia, Jonathan Hartley, aseguraba a ABC que «Ashya está libre de cáncer y no necesita ningún tipo de tratamiento».

    Más cauteloso fue, sin embargo, Hernán Cortés-Funes, jefe de la Unidad de Oncología del Hospital Internacional HC Marbella, donde el niño fue rehabilitado después de ser operado y tras recibir la posterior protonterapia en Praga. «Sería demasiado cotundente hablar de curación. Este tumor en concreto se considera superado cuando han pasado cinco años sin recaídas (no vuelve a aparecer). El riesgo de recaída existe siempre y, si bien hasta ahora no la ha tenido, el tiempo transcurrido es muy corto», explicó entonces a ABC.

    El mes pasado, sin embargo, y de acuerdo con información facilitada por el padre, el niño, que ya ha cumplido 8 años, está completamente curado, según informa «The Telegraph».

  2. Charlie Gard

    Charlie Gard estaba conectado a una máquina respiratoria
    Charlie Gard estaba conectado a una máquina respiratoria - ABC

    Charlie Gard, que estaba a días de cumplir un año, se encontraba hospitalizado y conectado a un soporte de ventilación artificial desde que tenía 8 semanas. Padecía una enfermedad rara y la Justicia británica resolvió que fuera desconectado contra la voluntad de sus padres.

    Charlie Gard murió en julio del año pasado. Sus padres abandonaron entonces la batalla legal para intentar un último tratamiento en Estados Unidos.

    El pequeño Charlie pasó la mayor parte de su vida ingresado en el hospital Great Ormond Street de Londres

    La rara enfermedad mitocondrial que afectaba al pequeño lo fue debilitando hasta dejarlo absolutamente inmóvil y con un deterioro cerebral irreversible. Charlie sobrevivía con la ayuda de un ventilador para respirar.

    El caso de Charlie Gard cobró eco mundial tras la intervención del Papa Francisco, que el pasado 3 de julio apoyó la causa por la vida de los padres, una iniciativa a la que de inmediato se sumó Donald Trump.