Australia quiere subir tasa de vacunación al 95%
Australia quiere subir tasa de vacunación al 95% - Afp

Australia quiere prohibir que los niños no vacunados vayan a la guardería

Esta política ya está en marcha en los estados australianos de Victoria, New South Wales y Queensland

ABC
MadridActualizado:

«Sin pinchazo, no hay juego». Es el lema de la nueva medida anunciada por el primer ministros australiano, Malcolm Turnbull, quien ha presentado una propuesta para prohibir que los niños no vacunados asistan a las guarderías y escuelas infantiles.

Actualmente, el 93% de los niños australianos reciben las vacunas previstas en el calendario, entre ellas la del sarampión, paperas y la rubeola. El Gobierno quiere elevar la cifra al 95%. Este es el porcentaje necesario para frenar la expansión de las enfermedades infecciosas y proteger a los niños que son demasiado pequeños para ser inmunizados o no pueden ser vacunados por razones médicas.

En la misma línea, desde enero de 2016, ya no están disponibles las ayudas federales por cuidado de hijos para aquellas familias que no los vacunan. La política de «sin pinchazo, no hay juego» ya está en marcha en los estados australianos de Victoria, New South Wales y Queensland. Otros territorios solo excluyen a los menores sin vacunar de las escuelas infantiles durante brotes infecciosos.

La medida propuesta por Turnbull está basada en el modelo de Victoria, que es el más estricto. Requiere que todos los niños que acudan a centros de educación infantil tengan puestas todas las vacunas, a menos que haya una razón médica, como que sean alérgicos a estos fármacos.