El agua de la tormenta caída este martes en la zona del río Lagares de Vigo sale por una alcantarilla - efe
«ciclogénesis explosiva»

La Xunta anula las actividades exteriores de los colegios hasta que remita el temporal

En la madrugada próxima, del miércoles al jueves, se esfumará el primer episodio de climatología adversa de la temporada

Actualizado:

Caídas de árboles y desplazamiento de mobiliario urbano son las principales incidencias que se registraron este martes 14 de septiembre por el temporal de lluvia y viento que sacude Galicia, según informó Protección Civil. No hubo que lamentar víctima personal ninguna, aunque en más de un punto de la Comunidad la primera «ciclogénesis explosiva» de la temporada produjo un susto, como las dos ramas que se precipitaron en sendos coches en la ciudad de Pontevedra y en la localidad de Tomiño. Como medida preventiva, la Xunta decidió suspender todas las actividades en centros escolares previstas en espacios exteriores para este miércoles día 15, cuando se prevé que remita el temporal aunque ya de madrugada. [Pincha aquí para ver imágenes del fuerte temporal]

Ayer martes, el temporal en el mar, que levantó oleaje de más de seis metros de altura, también obligó a suspender de manera preventiva durante la jornada el transporte entre Vigo y las localidades de Cangas do Morrazo y Moaña, informaron fuentes locales. Para la jornada de este miércoles se mantiene el nivel de alerta naranja por este episodio virulento de lluvia, olas y viento, que persistirá con ráfagas de viento por encima de los 110 km/h. En declaraciones a Efe el portavoz de Aemet, Ángel Alcázar, explicó que el proceso de formación de la borrasca ha sido «muy rápido», al unirse dos centros de presión en un mismo foco de climatología adversa, y que el paso de la misma por España va a ser igualmente fugaz. No obstante, Alcázar también dijo que la «suerte» es que el epicentro de la ciclogénesis viajará de la Península hacia Garn Bretaña sin tocar tierra, sino que se ha situado cerca del litoral gallego.

Hoy las previsiones de la Aemet pasan por que el viento fuerte, del suroeste y del oeste, afecte a gran parte de la mitad noroccidental peninsular, con más intensidad en el cuadrante noroeste, donde volverán a superarse rachas de 100 y 110 kilómetros por hora, incluso rondarán los 120 kilómetros por hora en zonas altas de la Cordillera Cantábrica, según datos de la Aemet. Ayer se superaron los 130 kilómetros por hora en Punta Candieira, ubicada en el municipio coruñés de Cedeira, conforme a las cifras que ofreció Meteogalicia, el servicio autonómico de información meteorológica.