Entrada principal del Hospital Universitario Virgen Macarena
Entrada principal del Hospital Universitario Virgen Macarena - ABC
JORNADAS SOBRE NUTRICIÓN

Tabaco, alcohol, obesidad, dieta inadecuada y sedentarismo provocan cáncer

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla atiende al año a 1.300 pacientes por teleconsulta de los que un 30% son oncológicos

SEVILLAActualizado:

El Hospital Universitario Virgen Macarena a través de su unidad de gestión clínica de Endocrinología y Nutrición y en colaboración con la de Oncología, organiza este viernes unas jornadas sobre nutrición y cáncer, coincidiendo con la reciente celebración del día internacional de la enfermedad.

Especialistas, asociaciones de pacientes y ciudadanos implicados en el abordaje de esta patología promovieron este encuentro dirigido tanto a profesionales sanitarios como a pacientes, familiares, cuidadores o cualquier ciudadano interesado en el tema, para exponer todos aquellos aspectos relacionados con la nutrición del paciente desde un punto de vista preventivo pero también terapéutico ya que la desnutrición constituye un problema de alta prevalencia en el paciente oncológico.

La primera parte de las jornadas están dedicadas a los temas relacionados con la promoción de la salud y prevención primaria del cáncer. Desde esta perspectiva es muy importante destacar que un 40% de los casos de cáncer son evitables adoptando hábitos de vida saludables. Tabaco, alcohol, obesidad, dieta inadecuada y sedentarismo provocan cáncer. El alcohol provoca hasta un 12% de los tumores y más de 300.000 muertes anuales en el mundo. Por su parte, la obesidad es responsable de 1 de cada 20 tumores en Europa.

El estudio de la dieta como factor de riesgo de cáncer es especialmente complicado por el largo periodo de exposición (décadas en algunos casos) requerido para que los factores alimentarios y nutricionales ejerzan su efecto, por las interacciones de la dieta con factores químicos, biológicos y por la susceptibilidad genética.

Por tanto, en la primera parte de las jornadas se ha querido resaltar que la mejor manera de afrontar la lucha contra el cáncer consiste en modificar la alimentación, aumentando el consumo de frutas y verduras, evitando el consumo excesivo de alcohol y manteniendo un peso corporal saludable. Con respecto a la actividad física, se ha demostrado que la práctica de actividad física regular, no solo reduce el riesgo relacionado con las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus sino que además, presenta ventajas considerables en relación con muchas enfermedades, como es el caso del cáncer de colon y mama, además de las asociadas con la obesidad.

La alimentación en el paciente con cáncer

Con respecto a la segunda parte de la jornada ésta se centra en el abordaje de la alimentación en el paciente con cáncer, tratándose todos los aspectos a tener en cuenta en el abordaje nutricional del paciente oncológico. Esto va, desde los mecanismos por los que se produce la desnutrición en el paciente neoplásico, el impacto que ésta tiene en la evolución del proceso oncológico hasta cómo podemos detectar a los pacientes desnutridos o en riesgo nutricional. Además, también se aborda la importancia de seguir un completo plan de manejo nutricional que incluya cambios en la dieta oral, suplementos nutricionales, e indicaciones para cuando la ingesta de alimentos por vía oral sea insuficiente o no sea posible, establecer un soporte nutricional a través de una sonda o a través de una vía parenteral. Todo ello con el objetivo de llevar a cabo una intervención nutricional precoz y efectiva.

Actualmente los pacientes oncológicos desnutridos o en riesgo nutricional son derivados a la Unidad de Nutrición perteneciente a Endocrinología para ser valorados y tratados nutricionalmente, si lo requieren durante su ingreso hospitalario o en la consulta externa de nutrición.

Durante el año 2017, 400 pacientes fueron valorados, diagnosticados y tratados nutricionalmente durante su estancia hospitalaria, lo que representa un 35% de los pacientes ingresados que atiende la unidad.

En consulta externa, la patología oncológica representa un 40% de toda la actividad que se realiza y de estos un 26% son primeras visitas.

Afortunadamente, muchos pacientes superan exitosamente el cáncer y recuperan el apetito y /o la posibilidad de comer una dieta variada y saludable con alimentos naturales,recuperando un buen estado nutricional.

Por contra, algunos pacientes, cuando terminan el tratamiento activo, continúan requiriendo un soporte nutricional adecuado a sus condiciones especificas, ya que quedan secuelas que impiden una dieta completa y suficiente por la vía oral y por lo tanto, precisan de un seguimiento durante años en la unidad de nutrición.

Los pacientes con procesos muy avanzados, son atendidos en su casa por la Unidad de Hospitalización Domiciliaria y/o por su equipo de Atención Primaria y en caso de que precisen una atención nutricional especializada son derivados a través de la teleconsulta de nutrición.

Actualmente, el Hospital Virgen Macarena atiende a través de teleconsulta a 1.300 pacientes por año y de estos un 30% son oncológicos (persona mayor de 75 años con cáncer avanzado y/o que por decisión del paciente/familiar o cuidador deciden no aplicar tratamiento oncológico).