Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias
Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias - Rocío Ruz

Salud aliviará de tanto papeleo a los médicos de los ambulatorios andaluces

El nuevo consejero, Jesús Aguirre, quiere desburocratizar la Atención Primaria

SevillaActualizado:

En su filosofía de humanizar la asistencia sanitaria, el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, dijo ayer que tiene planes para la Atención Primaria y para que el facultativo tenga tiempo para mirar al enfermo a la cara.

Así, apuntó a una desburocratización de la gestión que permita al médico disponer de más tiempo en consulta, como llevan pidiendo desde el pasado mes de noviembre los galenos en distintas manifestaciones y paros convocados en las puertas de los centros de salud e, incluso, no descartó, entre otras medidas, que el profesional se haga su propia agenda u otro sistema para derivar a quienes solo quieran recetas.

También quiere Aguirre traerse a Andalucía a los numerosos especialistas que han tenido que emigar por falta de una oportunidad laboral. Es lo que llama el plan de fidelización que va a poner en marcha para evitar la «fuga de batas blancas que ha habido desde Andalucía a otras comunidades autónomas y a Portugal». Para ello, aumentará los complementos de guardias y otros conceptos con el objetivo de que cobren lo mismo que los del resto de España.

En cuanto a la contratación de médicos sin especialidad, aseguró que la Junta la prevé solo en casos «muy puntuales» y hasta cuando esa plaza no se pueda cubrir con médicos especialistas.

Otra cuestión de actualidad que trató ayer Jesús Aguirre es la gripe. Aseveró que «pese a que estamos en el punto álgido no hay colapso grande en las Urgencias y el plan de alta frecuentación está funcionando en todos los hospitales y centros de salud del SAS».

Hizo un llamamiento a la vacunación como «mejor forma de prevenir» y sobre el brote de paperas detectado a mediados de enero en Sevilla entre jóvenes ya vacunados, matizó que «hay un 95% de la población infantil vacunada, lo que pasa es que no todo el mundo responde con la misma inmunidad». Por último, advirtió a los padres «ante posibles campañas en contra de la vacunación», porque «hay un antes y un después de la triple vírica, que erradica estas patología en las que había sufrimiento y muerte».