Así quedó el coche del detenido después de haber chocado contra varios vehículos durante su huida
Así quedó el coche del detenido después de haber chocado contra varios vehículos durante su huida - ABC

Dos policías heridos tras dar caza a un alunicero en una peligrosa persecución por Sevilla

El detenido es hermano del miembro de la banda del BMW que murió en un accidente cuando huía de la Policía en 2017

SevillaActualizado:

La historia estuvo a punto de repetirse o lo que es lo peor, de que tuviera un saldo aún peor en cuanto al número de víctimas. Dos agentes del indicativo sombra del Cuerpo Nacional de Policía, que trabajan de paisano en zonas sensibles de la capital, resultaron heridos este lunes durante una peligrosa persecución que tuvo como protagonista a un alunicero de Sevilla. El delincuente, que finalmente fue apresado, se llama Luis Antonio T. D., de 31 años, y es hermano del chico que perdió la vida en 2017 cuando huía junto a otros miembros de la banda del BMW de la Policía. Este pasado lunes, Luis Antonio estuvo cerca de seguir los pasos trágicos de su familiar fallecido.

Los dos agentes que lo detuvieron se encuentran en estos momentos de baja pero su cuadro de lesiones no reviste gravedad. Si bien, el estado en el que quedó el coche del delincuente tras ser interceptado da una idea de la situación de alto riesgo que se vivió por varias calles de los barrios de las Tres Mil Viviendas, Palmete y Los Pajaritos.

La actuación policial se inició a raíz de un robo en una perfumería de la cadena Aromas, en la calle Estafeta de Pino Montano. Los agentes del indicativo sombra, que estaban por la zona, se personaron en el establecimiento y tras visionar las cámaras de seguridad y entrevistarse con varios testigos, supieron que el golpe había sido ejecutado por dos individuos y que habían usado un turismo, marca Peugeot de color azul oscuro. Uno de esos testigos les facilitó también la placa de la matrícula.

El sospechoso, en su alocada huida, colisionó contra varios vehículos estacionados y la mediana, pero no detuvo su marcha hasta que quedó atrapado en Los Pajaritos

Los agentes acudieron al barrio de las Tres Mil Viviendas donde acaba buena parte de los botines que se roban en las tiendas. La intuición de los agentes no falló porque en la calle Viridiana encontraron el turismo que estaban buscando. Los funcionarios del indicativo Sombra aguardaron a que alguien cogiera el coche. Cuando el vehículo salió de la calle, los agentes le dieron el alto. Y fue en ese momento cuando el conductor pisó el acelerador.

La persecución duró unos 25 minutos, en los que el detenido llegó a colisionar en varias ocasiones contra otros coches estacionados o contra la mediana. Finalmente, el delincuente fue interceptado en la calle Zorzal de Los Pajaritos, donde acabó chocando contra otro vehículo. Ese accidente fue aprovechado por la Policía para cerrarle el paso. Cuando uno de los agentes sacó al conductor del coche y procedió a identificarlo, pudo confirmar que se trataba de Luis Antonio T. D., a quien le consta una veintena de detenciones anteriores por delitos contra la salud pública y robos. Se dio a la fuga porque iba al volante de un coche que estaba siendo investigado por otros robos perpetrados en la provincia. «Lo más grave es que pudo haber atropellado a alguien», subrayan desde la Policía.