El Puerto, que ayer inauguró una nueva línea ferroviaria con Portugal, podría acoger a Mercasevilla
El Puerto, que ayer inauguró una nueva línea ferroviaria con Portugal, podría acoger a Mercasevilla - JUAN FLORES

Mercasevilla estudia trasladarse al Puerto de Sevilla para evitar su liquidación

Mercasa propone reubicar allí el mercado y pagar la deuda con la venta de los suelos actuales. El Puerto y los mayoristas apoyan el plan

ALBERTO GARCÍA REYES
SEVILLAActualizado:

Mercasevilla estudia una propuesta para trasladarse al Puerto y no a Majarabique, como estaba contemplado cuando se recalificó como urbano el suelo que actualmente ocupa en la zona Este. El plan está sobre la mesa y la sociedad estatal Mercasa, propietaria del 48 por ciento del mercado, está presionando para que se ejecute antes de 2020, fecha en la que caduca la concesión de la lonja pública.

Según ha podido confirmar este periódico, tanto la Autoridad Portuaria como los propios mayoristas apoyan esta iniciativa, que está diseñada para salvar la losa económica que actualmente soporta el mercado central tras la nefasta gestión de la etapa de Monteseirín y Torrijos, cuando Mercasevilla se convirtió en un foco de corrupción del que emanó el caso de los ERE.

Tras todo aquel embrollo, la Justicia determinó que la lonja ha de pagar a la empresa Sando 22,5 millones de euros por el incumplimiento de dos contratos, lo que ha situado a la entidad al borde de la liquidación.

Para evitar la quiebra, el consejo de administración del mercado está estudiando varias opciones, pero la más sólida actualmente es el traslado a una bolsa de suelo que tiene el Puerto junto al río habilitada urbanísticamente para este tipo de actividades.

La propia Autoridad Portuaria ha mostrado ya interés por este asunto, ya que supondría un importante revulsivo para el desarrollo industrial de sus instalaciones. La idea es acordar una concesión de la parcela elegida a Mercasevilla por el plazo de 50 años, tal como ocurre actualmente, puesto que el espacio que ocupa ahora el mercado es suelo municipal en régimen de cesión administrativa hasta 2020.

Lo que quiere Mercasa es que se venda este suelo por una cantidad parecida a la que se planteó en 2006 —106 millones de euros— y que con ese dinero se cancele toda la deuda y se abone el coste del traslado.

Toda la documentación relativa a esta operación ya se ha presentado a los consejeros y está en poder del secretario municipal, pero el Ayuntamiento, que es el propietario mayoritario de la lonja con el 51 por ciento de las acciones, tiene muchas dudas y todavía no ha dado el visto bueno.

Según fuentes del gobierno de Sevilla consultadas por ABC, este plan sólo beneficia a Mercasa, ya que teniendo casi la mitad de las acciones se libraría de tener que pagar su parte de la deuda. Es decir, si todo el agujero económico de Mercasevilla se tapa con el dinero de la venta de los suelos, sólo habrá aportado el Ayuntamiento, que es el dueño de los terrenos.

Estudio

No obstante, teniendo en cuenta que este traslado también supone un espaldarazo a la actividad portuaria y beneficia a los mayoristas, que reciben una parte importante de su mercancías por barco, el gobierno de Juan Espadas ha encargado un estudio para analizar la viabilidad de todas las propuestas que hay sobre la mesa.

Este análisis económico, en el que ya está trabajando el secretario municipal, determinará cuál es la mejor opción para garantizar el futuro del mercado a partir de dos opciones: quedarse en los terrenos actuales y volver a recalificarlos para que recuperen su condición de suelo industrial tras su declaración como urbano; o trasladarse a una de las dos zonas planteadas, el Puerto o Majarabique.

En estos momentos no hay nada descartado, pero la decisión tiene que ser rápida porque la concesión actual está a punto de caducar. Si Mercasa aporta su parte correspondiente para saldar la deuda, habrá acuerdo. Ahí es donde está ahora el conflicto. Y el reloj corre.