Una de las sesiones del juicio de los ERE
Una de las sesiones del juicio de los ERE - Efe
Justicia

Lista de espera para los juicios por corrupción en Sevilla

Una plaza más en la Audiencia no supondrá cambio en la sede judicial

SevillaActualizado:

El otro nuevo órgano judicial que está previsto crear es una nueva plaza en la sección I de la AudienciaProvincial. Se trataría de una plaza en la sección I, precisamente la misma que se encargó de juzgar la trama política de los ERE y en la que actualmente tanto el ponente de ese juicio, Juan Antonio Calle, como otras dos magistradas, están liberadas para dictar la sentencia del caso de corrupción que llevó al banquillo a los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Sin embargo, fuentes de la Audiencia de Sevilla aseguran que tampoco será suficiente. Porque, como recuerdan algunos de esos magistrados que en los últimos tiempos han alzado la voz varias veces para denunciar la sobrecarga de trabajo, en las cuatro secciones penales tienen una veintena de juicios de macrocausas, la mayoría de ellas por corrupción, pendientes de fijar la fecha para el juicio. Hay, «lista de espera» para celebrar estos juicios y, de hecho, se están fijando para el año 2020. Tienen también un buen número de apelaciones y juicios que afrontar habitualmente.

En este sentido, Francisco Gutiérrez, uno de los magistrados de la sección IV, recuerda que esta plaza que se creará «no incrementará el número de jueces». Y a ello hay que sumar que una de las magistradas de sección donde se crea la plaza se jubila en un mes. El próximo mayo serán 20,5 magistrados (uno de esos jueces sólo tiene la mitad de carga de trabajo)a los que hay que sumar otros dos en comisión de servicio que están realizando labores de refuerzo. «Será insuficiente porque tenemos una carga de trabajo que da para 27 jueces», advierten. Y a ello hay que añadir la queja de otro juez porque llevan años sin poder ascender en el escalafón judicial.

«Hay jueces que llevan años en los pueblos y otros que llevamos en el mismo órgano mucho tiempo», dice el juez que, como otros, no podrá promocionar porque no salen nuevas plazas a las que aspirar. Al menos no como en otros tiempos, antes de la crisis, cuando cada seis meses se creaban nuevas plazas y los magistrados subían en el escalafón judicial muy deprisa.