Varios policías procesados por el supuesto amaño de las oposiciones, en los juzgados de Sevilla
Varios policías procesados por el supuesto amaño de las oposiciones, en los juzgados de Sevilla - JUAN JOSÉ ÚBEDA

El juicio por el amaño de las oposiciones de la Policía Local se celebrará en septiembre

La Audiencia rechaza el último recurso de los procesados y confirma la instrucción, que desveló la filtración del examen a 36 aspirantes, la mayoría de ellos familiares de policías veteranos

SEVILLAActualizado:

El juicio en el que se dirimirán las responsabilidades por el supuesto amaño en las oposiciones de la Policía Local del año 2012 comenzará el próximo 11 de septiembre y de celebrará en el Juzgado de lo Penal número 10. Los procesados por el juez instructor habían recurrido a la Audiencia para solicitar la incompetencia del juzgado en el que había caído el caso, ya que entendían que es la propia Audiencia quien tenía que celebrar el juicio a tenor de las penas que se solicitan. Con esta medida, los imputados lograron suspender la fecha de celebración, pero finalmente el conflicto se ha resuelto devolviendo todo el sumario a la situación previa a este recurso. Es decir, el juicio se celebrará donde estaba previsto y en las fechas ya acordadas. No habrá más retrasos. A partir del 11 de septiembre se sentarán en el banquillo 45 personas —42 policías locales y 3 funcionarios del Ayuntamiento— por la presunta filtración del examen de las oposiciones y el correspondiente beneficio que obtuvieron los agraciados, que en su mayoría son familiares directos de policías veteranos y de sindicalistas.

Los encausados recurrieron la celebración del juicio pretextando que los delitos que se les atribuyen tienen penas de las que sólo puede entender la Audiencia Provincial, ya que en algunos casos son superiores a cinco años de cárcel. Sin embargo, la Sección Cuarta de la Audiencia ha resuelto que todos los delitos imputados —descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación y cohecho— tienen condenas de inhabilitación en los tipos que se arrogan a los imputados, no de cárcel. Los magistrados admiten que «las acusaciones particulares calificaron los hechos como constitutivos de delitos de mayor gravedad, cuyo enjuiciamiento hubiera correspondido a esta Audiencia Provincial», pero «por tales concretos tipos penales no se acordó la apertura del juicio oral en el auto dictado por el juez instructor». Por lo tanto, el juicio se celebrará en el Juzgado de lo Penal en septiembre.

Se sentarán en el banquillo 42 policías locales, entre ellos el superintendente Juan José García, a quien se le atribuye la filtración de la plantilla del examen. También están encausados otros cargos policiales y un miembro del sindicato Sppme, el mayoritario en este gremio. Todos los procesados se enfrentan a penas de inhabilitación y a multas que supondrían la devolución de todas las nóminas cobradas desde que ingresaron en el cuerpo y un recargo. Además, no podrían volver a presentarse a unas oposiciones en al menos un lustro.

El juez que instruyó esta causa desveló que en la respuesta del caso práctico del examen, muchos opositores contestaron con las mismas frases y en el mismo orden a pesar de que la solución no estaba escrita en ningún manual, sino que tenían que elaborarla los aspirantes a partir del conocimiento adquirido. Además, todos los que habían escrito esta contestación de forma casi idéntica cometieron el mismo error cuando se les preguntó por la documentación que había que solicitar a un camionero. En la plantilla de corrección se habían incluido como «documento», por equivocación, dos elementos que no lo eran: los extintores y los calzos. Los 36 agentes sobre los que recae la sospecha incluyeron estos dos elementos en su respuesta. Posteriormente, el juez también descubrió que casi todos tenían relaciones de parentesco con miembros del cuerpo, por lo que consideró que todas estas coincidencias componían un indicio claro de amaño de las oposiciones. Y tras un largo periplo de alegaciones, todos se sentarán en el banquillo.