Los doctores Márquez Rivas y Cañizares Méndez
Los doctores Márquez Rivas y Cañizares Méndez - ABC
Sevilla

Entran en el cerebro de un niño de 9 años para tratar trastornos del lenguaje

Viamed Santa Ángela de la Cruz, primer hospital privado de Sevilla en realizar esta cirugía endoscópica

SevillaActualizado:

Viamed Santa Ángela de la Cruz se ha convertido en el primer hospital de la sanidad privada de Sevilla tras realizar una intervención de neurocirugía endoscópica el pasado 12 de marzo, a un niño de 9 años.

El paciente padecía un quiste en una zona profunda del cerebro que le condicionaba un trastorno de la expresión del lenguaje. La operación ha estado dirigida por los doctores Javier Márquez Rivas y Ángeles Cañizares Méndez, especialistas del equipo de neurocirugía de la unidad de Neurociencias del Centro, liderada Juan Rodríguez Uranga y Hernando Pérez, que intervinieron al pequeño en una cirugía de unas 2 horas aproximadamente y que ha concluido de forma favorable.

Elías, el niño intervenido, tenía problemas de lenguaje debido al quiste que tenía en una zona muy profunda del cerebro. Según su padre, Antonio Pérez, «Elías era un niño inquieto y no muy sociable. Tras la operación, nosotros ya notamos mejoría, estamos muy satisfechos con cómo nos han tratado todo el equipo, son grandes profesionales, personas muy humanas y sensibles», señalan fuentes del centro sanitario.

El hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz ha introducido la neurocirugía endoscópica como técnica para el tratamiento de patologías cerebrales. Esta intervención permite el acceso a estructuras profundas del cerebro a través de cavidades naturales como el sistema ventricular cerebral o patologías como quistes y tumores. De esta forma, mediante abordajes de pocos milímetros, el neurocirujano introduce una sonda a través de zonas para llegar a la zona enferma y tratarla.

A través de estas sondas o trócares se obtiene imagen de alta calidad full HD o incluso 4K, puede introducirse líquido similar al cefalorraquídeo e instrumental microendóscopico para realizar el procedimiento necesario.

La cirugía pionera ha cursado con éxito, desapareciendo la compresión del quiste en los estudios de control. En 48h el paciente ha sido dado de alta para continuar su recuperación en casa con su familia.