A la izquierda Agustina Rosselló, con Carmen Candela, directora de Enfermería de este área sanitaria
A la izquierda Agustina Rosselló, con Carmen Candela, directora de Enfermería de este área sanitaria - ABC
Lesiones de la piel

Enfermeras para heridas crónicas complejas

El hospital de Valme de Sevilla implanta esta nueva figura asistencial para atender un importante problema de salud pública

SevillaActualizado:

El área de gestión sanitaria sur de Sevilla ha implantado, de forma novedosa en la provincia, una nueva figura asistencial de Enfermería dirigida a optimizar la eficiencia en el abordaje de un importante problema salud pública: las heridas crónicas complejas.

Constatada su efectividad a través del pilotaje de este nuevo rol asistencial en cuatro provincias andaluzas (Almería, Jaén, Málaga y Granada), este área sanitaria ha incorporado en Sevilla dicho perfil profesional en beneficio de sus pacientes.

Las heridas crónicas son lesiones de la piel con una escasa o nula tendencia a la cicatrización que no evolucionan adecuadamente en el tiempo esperado mientras se mantenga la causa que la produce.

Pueden provocar complicaciones graves o incidir sobre la calidad de vida. Las más frecuentes se dividen en dos grandes grupos: lesiones relacionadas con la dependencia (úlceras por presión, lesiones cutáneas asociadas a la humedad y lesiones por fricción) y las lesiones en extremidad inferior que se identifican con las úlceras venosas y las diabéticas.

Los resultados de la implanatción de esta nueva figura se han traducido en beneficios asistenciales, tanto en prevención de este tipo de lesiones, como en la reducción de los procesos de cicatrización de estas heridas.

Esta nueva figura pretende potenciar la prevención como la mejor alternativa para evitar la aparición de heridas crónicas y, en su defecto, promover su curación si es que ya han aparecido, actuando como equipo de referencia, soporte y asesoramiento para la Atención Primaria, unidades de hospitalización, centros socio-sanitarios y residenciales.

Las enfermeras desarrollan su labor no sólo como atención directa a personas con heridas complejas, sino también facilitando consultoría, formación y transferencia del conocimiento.

De hecho, la mayoría de estas profesionales participan y/o lideran proyectos de investigación relacionados con los cuidados de las heridas.

Se trata de un perfil profesional con liderazgo clínico en el ámbito de su trabajo, con autonomía para la toma de decisiones complejas, basadas en la aplicación de la evidencia y en los resultados de la investigación a su práctica profesional.

En el área de gestión sanitaria sur de Sevilla, esta nueva figura la encarna Agustina Rosselló, una enfermera con amplios conocimientos y dilatada experiencia profesional en los cuidados de pacientes frágiles.

Rosselló inició su trayectoria en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Valme, posteriormente pasó a formar parte de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria y la Unidad de Continuidad Asistencial en El hospital El Tomillar y también dispone de la experiencia de la Atención Primaria desde su desempeño como enfermera del centro de salud San Hilario de Dos Hermanas.

Respecto a sus conocimientos especializados, destaca la formación como experta universitaria en Cuidados y Curas de Heridas Crónicas y un Máster Universitario en Deterioro de la Integridad Cutánea, Úlceras y Heridas.