Colas en el Instituto Alixar de Castilleja
Colas en el Instituto Alixar de Castilleja - ABC
Educación

Colas en institutos de Sevilla para hacer la matrícula por falta de personal

Educación dice que «se coordina con Presidencia» para abordar el problema

SevillaActualizado:

Ayer comenzó oficialmente el periodo para hacer la matrícula en los institutos de Sevilla, como en el resto de Andalucía.El problema es que falta personal para ocuparse de esas tareas administrativas, tal y como han denunciado directivos de un buen número de centros de Sevilla y provincia que no tienen administrativos que se ocupen de hacer las matrículas, cuyo plazo se acaba de iniciar y se prolongará hasta el día 10 de junio

Hay al menos 16 institutos de Sevilla y provincia que, afectados por estas carencias, han creado un grupo para comunicarse e intercambiar información de lo que está ocurriendo.En algunos de esos centros, como el IES Alixar de Castilleja de la Cuesta ayer, durante la primera jornada para formalizar la matrícula había colas en la ventanilla según explicó su director, Francisco Macías. El mismo se tuvo que poner a tramitar estos papeles en la ventanilla. «Yo lo tengo claro, no vamos a permitir que esta situación afecte a los alumnos», explicó Macías.

Cansados

Yno es el único que lo hecho. Lo mismo hizo en el IES Diamantino García su director, David Rosendo, hace unos días. En algunos centros sólo tienen un administrativo, en otros no tienen ninguno y hay casos en los que ni siquiera se ha cubierto la baja de uno de ellos que falleció. Con todo, algunos de estos profesores que están teniendo que realizar este trabajo «están exhaustos».

Se trata de un problema que no es nuevo, sino que viene de hace varios años debido a la falta de personal en los centros educativos, que está provocando que los directivos tengan que realizar tareas que no son docentes sino administrativas.

Aunque no se trate de un problema nuevo, ya que ha ocurrido otro años, la solución sigue sin llegar, ya que las administraciones con competencias en la materia, la consejería de Educación y la de Presidencia, de la que depende la función pública, se pasan la pelota. Ayer mismo fuentes de la delegación provincial de Educación explicaron que trabajan de forma coordinada la Consejería de Educación, que tiene la competencia sobre los docentes, y la de Presidencia, que tiene las de la Función Pública. Según dijeron, están intentando «dar la mejor solución posible» para un problema «que no es nuevo».

Además, está previsto que el delegado provincial de Educación en Sevilla, Joaquín Pérez Blanes, reciba mañana miércoles a un grupo de directores de centros de los que han denunciado esta falta de personal.

Mientras eso ocurre, ayer desde el Sindicato Independiente, Anpe Andalucía, denunciaron la «incapacidad» de la Consejería competente en materia de Función Pública para dotar adecuadamente de personal administrativo a los centros, dejando durante años vacantes sin cubrir, fruto de jubilaciones y otras circunstancias.

Según recalcaron, es un trámite burocrático que recae en buena parte sobre las espaldas del profesorado que forma parte de los equipos directivos. En algunos casos, según decían, «se ve obligado a recabar la ayuda de otros miembros del claustro».

Anpe asegura que lleva décadas reclamando a la administración autonómica andaluza que dote adecuadamente de personal administrativo a los centros docentes en los que se imparten las distintas etapas educativas.

Modificación

Además, Anpe ha denunciado que se ha producido una «reforma curricular encubierta» por parte de la Consejería de Educación y Deporte, que no ha hecho sino agravar el problema.

En este sentido afirman que los equipos directivos de los institutos se han encontrado con la publicación, en la semana anterior al inicio del proceso de matriculación, de unas instrucciones que modifican el esquema de asignaturas optativas que se ofertan en los centros, en un momento en el que los documentos de matriculación ya están preparados, la información ya se ha facilitado y la planificación de la oferta educativa estaba ya totalmente perfilada.