Carmen Castreño, junto a Juan Espadas durante un acto en el Ayuntamiento
Carmen Castreño, junto a Juan Espadas durante un acto en el Ayuntamiento - Rocío Ruz
Resultados elecciones municipales Sevilla 2019

Carmen Castreño será la coordinadora de las empresas municipales de Sevilla

Antonio Muñoz y Juan Carlos Cabrera serán de nuevo los dos pilares básicos del gobierno local

Espadas va a crear una delegación para ejecutar planes integrales en los barrios desfavorecidos

SevillaActualizado:

Juan Espadas tiene casi más trabajo en lo que se refiere al encaje y diseño de las propias áreas de su nuevo gobierno y el reparto de gestión (y de poder) entre las facciones socialistas que en la búsqueda de pactos con otros partidos para tener una investidura plácida o un inicio de mandato estable y con avances significativos. El complejo juego de equilibrios a causa de una lista «sándwich», en la que las dos corrientes que el partido presenta en Andalucía («susanistas» y «sanchistas») han colocado piezas, obliga al alcalde en funciones a tener que cuadrar un verdadero sudoku para que nadie se siente demasiado desplazado ni se generen tensiones internas, algo de lo que siempre huye.

El socialista parte, eso sí, de una premisa que a estas alturas nadie discute: sus dos grandes pilares del próximo gabinete van a ser de nuevo sus dos «superconcejales», Antonio Muñoz y Juan Carlos Cabrera, que son sus personas más cercanas en lo que a corrientes internas se refiere, también, y que han ostentado las principales delegaciones aglutinadas bajo su mando en el mandato anterior. Esta vez va a diferir muy poco y en ambos casos el organigrama se va a ajustar bastante al precedente, ya que, además, los resultados en dichas áreas son muy satisfactorios en opinión del propio Espadas.

Espadas mantiene así al frente del poder a sus más fieles, mientras que, según ha confirmado ABC, va a compensar de alguna manera a la que fue en la etapa previa su número dos, Carmen Castreño —que se quedó fuera de la lista electoral—, designándola coordinadora de las empresas municipales, un puesto de nueva creación dentro de Alcaldía. Castreño gestionó las delegaciones de Relaciones Institucionales y la de Comercio en el mandato anterior, habiendo sido antes presidenta del Puerto de Sevilla, con lo que tiene experiencia sobrada en la Administración Pública y también en la gestión municipal.

La Alcaldía jugará un papel fundamental, ya que se va a reforzar su papel impulsor de temas estratégicos de ciudad, como el Plan Estratégico Sevilla 2030 —que va a ser la hoja de ruta esencial de la nueva etapa—, la coordinación de empresas municipales que quedará en manos de Castreño, la promoción exterior de la ciudad —que se va a reforzar—, una oficina de control y auditoria permanente de la ejecución presupuestaria, y la modernización de la tan ansiada organización municipal.

Una nueva delegación

El nuevo planteamiento de Espadas, además, incluye como una de las principales novedades la creación de una delegación para atender a las llamadas «zonas de transformación social», esto es, los barrios desfavorecidos de la capital andaluza. No en vano, según las últimas estadísticas, Sevilla alberga los dos barros más pobres de las grandes urbes españolas, el Polígono Sur y Los Pajaritos, registro que se pretende paliar cuanto antes pese a las dificultades. Por ello se va a crear esta nueva delegación para las zonas de necesidad de transformación social con la idea firme de impulsar la ejecución de los planes integrales.

Por otro lado, entre las nuevas áreas dentro de las delegaciones, el equipo de Espadas va a poner en marcha una que gestione directamente el distrito tecnológico de la ciudad y que coordine políticas con la Junta de Andalucía en lo referido al Parque Científico y Tecnológico de la Cartuja. Esa Área de Desarrollo Tecnológico está llamada a ser pieza fundamental en la vertebración del Plan Estratégico Sevilal 2030.