Cola para entrar en el Alcázar
Cola para entrar en el Alcázar - Raúl Doblado
RECIBE MILLÓN Y MEDIO DE VISITAS AL AÑO

El Alcázar analiza los flujos turísticos para compatibilizar las visitas con la conservación

Un congreso aborda la gestión del patrimonio ante el crecimiento del turismo

Elena Martos
SevillaActualizado:

La gestión de un monumento que reciben 1,5 millones de visitas al año no puede ser la misma que cuando registraba 700.000. En esa evolución se encuentra actualmente el Real Alcázar de Sevilla, cuya dirección está ultimando un estudio sobre los flujos turísticos y su efecto en la conservación.

Lo hace de la mano de un experto, el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Miguel Ángel Trofiño, quien ha participado en trabajos parecidos para otros recintos monumentales como la Alhambra y que este jueves participa en el Congreso Internacional Patrimonio y Turismo que se celebra en el propio Alcázar.

Durante la inauguración del mismo se ha puesto de manifiesto la «gran aportación de la actividad turísticas» para la rehabilitación y conservación de los espacios emblemáticos, pero también el desgaste y la carga que supone para los mismos. Ese equilibrio es el objetivo, como ha manifestado el delegado municipal de Turismo, Cultura y Hábitat Urbana, Antonio Muñoz, tras recordar que «Sevilla está ahora en un momento de bondad turístico y tiene ante sí un crecimiento creciente».

«Hemos pasado de gestionar el turismo en una ciudad a gestionar una ciudad turística», ha admitido el edil, quien reconoce que «eso obliga a hacer las cosas de una manera distinta». La generosa fuente de recursos que supone el aumento de visitas al Alcázar «permite también la recuperación de otros monumentos», con una partida anual de dos millones de euros al año que salen de las entradas, ha recordado. No obstante, señala la importancia de que la sostenibilidad sea el eje de cualquier política que se ponga en marcha, ya sean del ámbito turístico o en la recuperación del patrimonio.

Por su parte, la directora conservadora del Real Alcázar, Isabel Lara, ha incidido en la labor que realiza su equipo para «analizar y discernir problemas». El estudio que se lleva a cabo tiene cuatro años de trabajo detrás y «servirá como base para futuras medidas que se pongan en marcha».