Imagen de un patrullero de la misma familia que el 'Izaro'
Imagen de un patrullero de la misma familia que el 'Izaro'
subasta

La Armada saca a subasta el patrullero que participó en la vigilancia del Odissey

Se deshará también de dos lanchas de desembarco y un remolcador

Actualizado:

La Armada Española va a subastar cuatro embarcaciones a las que dio de baja hace varios años. Se trata de un patrullero, dos lanchas de desembarco y un remolcador que durante varias décadas han prestado servicio, según publica hoy el BOE. Todos han sido liberados del armamento y cualquier sistema de comunicación que pudiera ser reutilizado. Su valor es la cantidad de hierro, bronce o aluminio que pueda contener el armazón y que tiene un importante interés como chatarra.

El buque más llamativo que saldrá a subasta pública el próximo 4 de noviembre es el patrullero 'Izaro', construido en el astillero de San Fernando por la antigua Empresa Nacional Bazán. Fue botado el 23 de diciembre de 1980, aunque su entrega formal a la Armada no se hizo hasta un año después. Casi tres décadas ha prestado servicio hasta que en 2009 quedó inmovilizado y fue dado de baja. El 'Izaro' ha tenido su base inicial en Ferrol desde donde realizaba labores de patrullaje por el mar Cantábrico, luego trasladó su base a Almería y finalmente a Málaga.

Entre sus misiones más recientes cabe destacar su integración en el dispositivo multinacional de la operación 'Active Endeavour', su integración en los Mandos Operativos Conjuntos de Ceuta y Melilla, además de la vigilancia del buque de explotación subacuática Odissey Explorer.

Las lanchas de desembarco son las 'L602' y la 'L-601' fueron también construidas en el astillero de San Fernando, aunque son mucho más jovenes que el patrullero. Fueron entregados a principios de la década del 2000. Ambas fueron los primeros prototipos de una amplia serie que ha llamado la atención de los Gobiernos de otros países, entre ellos Australia.

El último será el remolcador de puerto 'Y-142', que causó baja el12 de mayo de 2014. Ha realizado labores logística durante su vida útil y ahora saldrá a un precio de subasta de 5.539,16 euros.

Fuentes del Arsenal de la Carraca, donde serán subastados estos buques aclaran que los interesados suelen ser profesionales del negocio de la chatarra o intermediarios que compran para otros chatarreros. También inversores que se hacen con los buques y luego los despiezan para venderlos según el tipo de material. El bronce que pueden contener es quizá de el más apreciado, junto con el aluminio. Los barcos salen del arsenal remolcados y se despiezan ya en el destino una vez que el adjudicatario ha formalizado la operación.