Dieta sanaCinco alimentos habituales en tu casa que nunca comería un nutricionista

Ni sopas de sobre, ni zumos que no estén elaborados en casa. Ten cuidado a la hora de comprar en supermercados, pues muchas veces pagas por alimentos falsamente saludables

MadridActualizado:

Cuando hablamos de alimentos prohibidos siempre pensamos en patatas fritas, hamburguesas y pizzas. Sin embargo, y a pesar de que estos platos son sumamente calóricos, también existen otra serie de comidas que todos tenemos por casa y que, aunque no parezcan que engordan de forma excesiva, nos hacen subir de peso en un tiempo escaso. Así lo ha afirmado la nutricionista Derbyshire Helen Bond en declaraciones al diario «MailOnline», donde a recopilado varios de estos alimentos tramposos:

1-Sándwiches y bocadillos para desayunar. No te dejes engañar por lo que afirman las grandes cadenas de comida rápida, desayunar un bocadillo no es sano. Pero no por el pan (ya que, si este fuera cambiado por su variante integral no habría problema) sino porque, cuando comemos fuera uno de estos platos, suele estar preparado con embutido. Un ingrediente que puede contener entre 300 calorías por 100 gramos (en el caso del salchichón) hasta 500 (en el caso del chorizo).

La otra variante es que estén elaborados con salchichas o algún tipo de carne procesada. Algo que es todavía peor debido a la cantidad de sal que albergan en su interior. Un ejemplo es que dos lonchas de bacon (muy habitual en Inglaterra) tienen casi un tercio del límite de sodio diario que se debe ingerir al día.

Como consejo, deberías saber que un desayuno aceptable contiene unas 400 calorías, y los bocadillos que se suelen vender en cadenas de comida rápida para empezar la mañana suman entre 700 y 800 (la mitad de la cantidad total que tendrías que comer al día para mantener una dieta equilibrada).

2-Sopa de sobre o de lata. ¿Qué mal puede hacer una inocente sopa de sobre si, al fin y al cabo, no contiene más que verduras hervidas y agua? Así suele pensar mucha gente, pero la realidad es bien diferente. Y es que, contienen una gran cantidad de sal, así como de potenciadores para darle sabor. «Una sopa de lata puede contener hasta 7 gramos de sal, cuando lo aconsejable es tomar como mucho 6 al día», añade la experta.

No obstante, todas las sopas enlatadas no son iguales. Por ello, lo mejor es que, cuando vayas a comprarla, te fijes en la cantidad de sal que albergan, sus aditivos y, finalmente, las calorías que engordarás tras comértela. Si estos tres factores son bajos, estás a salvo.

De hecho, algunas recetas elaboradas a base de tomate natural que se venden en supermercados contienen gran cantidad de licopeno, un antioxidante que ayuda a fortalecer las células. Eso sí, procura comprar con criterio. Si lo haces de esta forma, verás que te ayuda a quemar grasas ya que, además de favorecer la eliminación de líquidos retenidos en el organismo, si se elabora con verduras será una gran fuente de vitaminas.

3-Palomitas (de bolsa o de microondas). Como explicamos hace poco, las palomitas elaboradas en casa con un poco de aceite son un snack saludable que apenas engorda y te ayuda a saciar el apetito.

Sin embargo, no sucede lo mismo con aquellas que vienen en bolsas para ser preparadas en microondas. Estas, por el contrario, cuentan con una gran cantidad de grasa, sal y calorías. Lo mismo sucede con las palomitas dulces, una trampa que te hará engordar. Así pues, lo mejor es que las elabores de forma sana y rehuyas la mantequilla, el azúcar y las grandes cantidades de aceite.

4-Chocolate blanco. Siempre se ha dicho que el chocolate es una fuente de flavonoides, una serie de compuestos antioxidantes que ayudan a perder peso y que se encuentran en las frutas y verduras y que son antioxidantes. Aunque es cierto, es necesario especificar que estas características no aparecen en el chocolate blanco, sino en el negro.

En su lugar, lo que sí contiene es mantequilla de cacahuete para darle un sabor suave. «25 gramos de chocolate blanco contienen alrededor de 7,7 gramos de grasa y 14,5 de azúcar. Además de 132 calorías», añade la experta. Y eso, solo en una onza.

5-Batidos de frutas. Se suelen vender como alimentos naturales y saludables, y es cierto... si son hechos en casa. Por el contrario, los que tomamos fuera contienen una gran cantidad de azúcares y calorías extra. Muchos nutricionistas, de hecho, los llaman las «chucherías líquidas» porque, aunque se hagan pasar por saludables, engordan lo mismo que tomarse una bolsa de regalices. Para evitar este problema, nuevamente, te aconsejamos que mires la etiqueta.