Buscando en la web
Buscando en la web - Pexels

¿Qué buscan los padres y madres de niños con cáncer en Internet?

Los progenitores se centran en las formas de apoyar mejor a sus hijos y en los problemas logísticos, como direcciones a los centros médicos y farmacias más cercanas

MadridActualizado:

Cuando un niño tiene cáncer, ¿qué tipo de información buscan los padres? Analizar sus búsquedas en Internet puede proporcionar información sobre cómo los proveedores de salud pueden ofrecer apoyo y educación a las familias. Los padres se centran en las formas de apoyar mejor a sus hijos y en los problemas logísticos, como direcciones a los centros médicos y farmacias más cercanas.

«Se han realizado muchas investigaciones», explica el coordinador del estudio, Charles A. Phillips, del Hospital Infantil de Filadelfia (EE.UU.), pero, «hasta dónde sabemos, este es el primer estudio que ha analizado las búsquedas en Google realizadas por padres de niños con cáncer». El estudio se publica en « Pediatric Blood and Cancer».

Google

El equipo inscribió a 17 madres y 5 padres de niños diagnosticados con cáncer. Todos aceptaron compartir sus historiales de búsqueda de Google desde el momento de la inscripción del estudio durante el tratamiento del cáncer de sus hijos hasta seis meses antes del diagnóstico del niño. La información fue codificada por categorías.

Como se esperaba, los padres y madres realizaron búsquedas relacionadas con la salud con una frecuencia dos veces mayor a la de la población general: 13 por ciento frente al 5 por ciento del total de búsquedas en Google. El uso de Google por parte de los padres alcanza su punto máximo aproximadamente un mes después del diagnóstico de cáncer. El 18% de las búsquedas relacionadas con la salud (aproximadamente 1.900 de cada 11.000) fueron específicas para el cáncer, y la mitad de las búsquedas relacionadas con el cáncer fueron para el apoyo al cáncer, como consultas para organizaciones benéficas.

Entre las búsquedas generales relacionadas con la salud, el 31% correspondió a «síntomas, enfermedades e información médica», seguido de cerca por el 29% la «información práctica sobre hospitales o centros de atención».

Phillips advierte que los proveedores de atención médica, los administradores y los diseñadores web deben recordar la importancia de las preocupaciones del día a día de los padres o la ubicación de farmacias que ofrecen formulaciones pediátricas de los medicamentos recetados para sus hijos.

Otro hallazgo notable, según Phillips, fue el aumento en la búsqueda de síntomas en los meses previos al diagnóstico de un niño. Eso concuerda con su propia experiencia: «Cada vez que me reúno con los padres por primera vez después de un diagnóstico, me dicen: 'Sabía que algo no estaba bien'».

En el futuro, los hallazgos del estudio podrían ser de gran utilidad para aportar información sobre el apoyo y la educación a la familia

En el futuro, los hallazgos del estudio podrían ser de gran utilidad para aportar información sobre el apoyo y la educación a la familia. Por ejemplo, comenta, «los hospitales podrían diseñar intervenciones educativas para ayudar a los padres a navegar mejor en Internet para obtener información sobre el cáncer, y los investigadores podrían tener dichas intervenciones en un ensayo aleatorizado».

Sin embargo, he advertido contra la extrapolación del estudio, ya que se refiere a un único centro. Los próximos pasos estudios más amplios, que cubran una variedad más amplia de cánceres o una mayor variedad de fuentes de información en línea.

El uso de Google por parte de los padres alcanza su punto máximo aproximadamente un mes después del diagnóstico de cáncer

En el futuro, los hallazgos del estudio podrían ser de gran utilidad para aportar información sobre el apoyo y la educación a la familia.