Una niña encuntra la espada «Excalibur»
Una niña encuntra la espada «Excalibur»

La niña que ha encontrado una espada en el lago donde se perdió «Excalibur»

El hallazgo tuvo lugar en el mágico lago Dozmary Pool, en el condado de Cornualles

Actualizado:

Cuenta la leyenda que el rey Arturo recibió la formidable espada Excalibur de manos de la Dama del Lago. Cuando el monarca resultó gravemente herido en la batalla de Camlann, uno de los Caballeros de la Mesa Redonda, sir Bedevere, se encargó de arrojar el arma a las mismas aguas de las que había salido. La tradición oral sostiene que ese lago se encuentra en cierto lugar del condado de Cornualles y se llamaDozmary Pool. Pues justo allí es donde Matilda Jones, una niña inglesa de 7 años, ha encontrado una enorme espada.

El blog Movie Pilot nos cuenta todos los detalles de la anécdota, ocurrida durante una excursión familiar de domingo. Matilda paseaba por los alrededores de Dozmary Pool junto a sus padres y su hermana. «Curiosamente, un rato antes había estado contándoles historias del rey Arturo», explica Paul, su padre. La tarde era calurosa y Matilda pidió permiso para refrescarse en las aguas del lago. «El agua sólo le llegaba a la cintura cuando comenzó a decir que estaba viendo una espada», rememora Paul.

Inicialmente pensó que la pequeña estaba bromeando, o quizá confundiendo cualquier otra cosa con una espada. Pero Matilda insistió y consiguió que su padre se acercase a echar un vistazo. «Cuando miré me di cuenta enseguida de que era una espada. Simplemente estaba allí, en el fondo del lago», comenta el hombre, divertido por el sorprendente hallazgo de su hija. La espada está cubierta de óxido y mide de largo prácticamente tanto como Matilda de alto, algo más de 120 centímetros.

Lo cierto es que el lago Dozmary Pool se ha quedado sin agua en dos ocasiones, durante las sequías de 1859 y 1976; y Excalibur no apareció en sus profundidades en ninguno de los casos. Paul calcula que la espada de su hija tiene treinta o cuarenta años, por lo que carece de valor histórico. Pero la niña está encantada de haberse convertido en flamante heredera de la espada del rey Arturo. Al fin y al cabo, ella ha encontrado el arma legendaria exactamente donde el relato cuenta que se perdió.