Un agente de la Policía Nacional ante el material inacutado en el interior de una nave en Écija
Un agente de la Policía Nacional ante el material inacutado en el interior de una nave en Écija - ABC
Sucesos

A prisión tres personas detenidas tras la incautación de 530 kilos de tabaco de contrabando en Écija

Los integrantes de la banda se encontraban en un punto de almacenamiento picando tabaco y preparándolo para comercializar con él

ÉcijaActualizado:

La Policía Nacional se ha incautado en Écija de un total 530 kilogramos de tabaco de contrabando en el marco de una operación que ha posibilitado la desarticulación de una organización que se dedicaba a la producción de tabaco, y que se ha saldado con tres personas detenidas para las que la autoridad judicial ha decretado su ingreso provisional en prisión.

Los hechos ocurrieron cuando los agentes que desempeñan sus servicios tanto en Seguridad Ciudadana, como los investigadores en Policía Judicial, establecieron un dispositivo para erradicar los puntos de almacenamiento, tratamiento y distribución de tabaco de contrabando, así como localizar a los integrantes de estas supuestas organizaciones criminales que pudieran estar afincadas en la localidad astigitana.

Conforme avanzaba la investigación se pudo determinar que la organización estaba utilizando un punto de almacenamiento donde presumiblemente se disponían importantes cantidades de hojas de tabaco y se estaba preparando para su distribución.

A través de las vigilancias establecidas en torno a ese punto, los agentes observaron a varias personas que se encontraban en su interior y que pudieran estar picando tabaco y preparándolo para comercializar con él, por lo que se procedió a una inspección en la que comprobaron que en el interior del lugar se disponían 530 kilos de tabaco que quedaron intervenidos.

Asimismo, los agentes también se incautaron de diversa maquinaria utilizada para la elaboración, preparación de labores de tabaco y posterior introducción en los canales de distribución, así como una maquina picadora y un peso electrónico. Parte de este tabaco intervenido se encontraba preparado en bolsas de plástico con un kilo de tabaco ya picado, listas para su distribución, según explica la Policía.

Desde este cuerpo de seguridad subrayan que esta conversión «fraudulenta» de las hojas de tabaco en un producto listo para el consumo, sin necesidad de una sofisticada manipulación industrial, se realiza «incumpliendo los requisitos legales y sanitarios establecidos por la ley, incurriendo con ello en delitos de contrabando, contra la salud pública y contra la Hacienda pública».

Las tres personas presuntas responsables de estos hechos fueron detenidas y quedaron ya a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado para ellos el ingreso en prisión.