En la cárcel de Morón de la Frontera ya se han instalado las cámaras de seguridad exigidas
En la cárcel de Morón de la Frontera ya se han instalado las cámaras de seguridad exigidas - ABC
MORÓN DE LA FRONTERA

La prisión de Sevilla II ya tiene las cámaras de seguridad exigidas

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha confirmado que el año pasado hubo 31 denuncias por parte de los presos

ABC
MORÓN DE LA FRONTERAActualizado:

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha anunciado hoy en el Senado que ya se han instalado las cámaras de seguridad demandas desde hace dos años en las celdas del centro penitenciario Sevilla II en Morón de la Frontera donde se aplican medidas de sujeción mecánica, como correas y esposas.

Nieto, quien ha realizado este anuncio en la Comisión de Interior de la Cámara Alta, a preguntas de la senadora de Unidos Podemos María Isabel Mora, ha incidido en que las cámaras también han sido instaladas en la enfermería, al igual que en la zona de aislamiento.

Mora ha insistido en que esas cámaras eran «necesarias» por las numerosas denuncias de malos tratos que se han registrado y ha pedido que haya una propuesta presupuestaria para 2018 en la que se incluyan dispositivos de seguridad similares en todos los centros penitenciarios de Sevilla.

La senadora también ha exigido conocer cuál es el protocolo de actuación para autolesiones en la prisión de Morón de la Frontera, desde el convencimiento de que son «insuficientes», y ha demandado que se haga un registro y en consecuencia, un protocolo específico en cada caso.

Después de subrayar que a los autolesionados se les atiende como a cualquiera, Nieto ha dicho que espera que la situación de las prisiones mejore al incorporar nuevo personal tras la oferta pública de trabajo que saldrá a concurso próximamente.

Nieto detalló que durante el pasado año constan registradas denuncias formuladas por31 internosde la cárcel de Morón ante diversas autoridades, y en el presente año, hasta el 30 de junio, constan anotadas las denuncias por malos tratos, vejaciones o desatenciones médicas por parte de nueve internos.