Galgos ABC
Écija

La mixomatosis obliga a traslara el Campeonato Andaluz de Galgos

La Junta de Andalucía decide no celebrarlo en Écija y estudia otros posibles emplazamientos

EcijaActualizado:

Finalmente, el Campeonato de Andalucía de galgos en campo no se celebrará en Écija como ya es tradición debido a la mixomatosis. Son ya dos las comunidades afectadas por la epidemia: Andalucía y Castilla La Mancha, ambas con fuerte tradición galgueras. Las alarmas saltaban a mediados de julio, cuando las primeras liebres afectadas fueron detectadas en cotos de caza de Montalbán, en Córdoba y Jaén, gracias a los dispositivos de vigilancia pasiva de la Junta de Andalucía y días después los casos se multiplicaron en los cotos de caza de Sevilla y en varias fincas de entre los términos municipales de Écija y Osuna.

El pasado mes de agosto, el director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural de la Junta de Andalucía, Manuel García Benítez;el presidente de la Federación Española de Galgos, Luis Ángel Vega; y el presidente de la Federación Andaluza, Sebastián Callejón, junto a veterinarios coordinadores se reunían para fijar una hoja de ruta.

«Finalmente no se correrá el riesgo de movilizar a tanta gente porque se han visto liebres afectadas cerca de los correderos», afirmaba el presidente de la Federación Andaluza. Asimismo, señalaba que aún se están barajando los posibles emplazamientos de las pruebas que se realizarán en Castilla León.

La Federación Andaluza, la mayor de España, con un total de 155 clubes inscritos, cifra el impacto económico del campeonato en 2,5 millones de euros. El Campeonato de Andalucía de galgos en campo constituye una de las fases previas regionales del LXXXI Campeonato de España Copa de S.M. El Rey, que se disputará el próximo mes de enero en Ávila. En concreto, el resultado del campeonato aportará cinco galgos semifinalistas y uno perteneciente a un grupo mixto, de los 16 que conformarán las semifinales de la Copa del Rey.

Esta enfermedad vírica solo afectaba a los conejos y es la primera epidemia de mixomatosis entre la población de liebre ibérica y la segunda registrada entre liebres en Europa. Según un informe del Ministerio Agricultura, Pesca y Alimentación, la enfermedad, que se transmite a través de mosquitos y pulgas «no representa problemas para la salud pública».